Chivalry: Medieval Warfare ya disponible para Xbox 360

Ya tenemos disponible para descargar en nuestras Xbox 360 el esperado Chivalry: Medieval Warfare, de Torn Banner Studios, juego de acción medieval centrado en el combate cuerpo a cuerpo...

Chivalry Medieval Warfare 3

Ya tenemos disponible para descargar en nuestras Xbox 360 el esperado Chivalry: Medieval Warfare, de Torn Banner Studios, juego de acción medieval centrado en el combate cuerpo a cuerpo online entre varios jugadores. Si le habéis estado siguiendo la pista, sabréis que ha cosechado bastante éxito en PC, con más de dos millones de unidades vendidas desde su lanzamiento según datos ofrecidos por Steam.

Os dejamos con el tráiler de lanzamiento en su versión de Xbox 360.

[yframe url=’https://www.youtube.com/watch?v=5rH1lWcHHsM’]

En Chivalry: Medieval Warfare hasta 12 luchadores se enfrentarán en el campo de batalla a través de diversos modos de juego, tanto para un solo jugador como en grupo, incluidos Lucha por equipos, Todos contra todos, Captura la bandera y Objetivo por equipos, entre otros. A diferencia de otros títulos, las mecánicas de combate tienen como base las técnicas clásicas de lucha, empleando para ello armas de antaño.

Chivalry Medieval Warfare 3Hay cuatro clases distintas para elegir en Chivalry: Medieval Warfare dependiendo de nuestras preferencias en la batalla: Caballero, Vanguardia, Soldado y el Arquero. Además estarán disponibles más de 60 armas reales de aquella época, desde poderosas espadas largas y mazas, hasta escudos, armas de mástil y ballestas, además de un completo arsenal de armaduras personalizables.

Chivalry: Medieval Warfare ya está disponible en la Xbox Games Store para Xbox 360 y cuenta con una calificación PEGI +18.Chivalry Medieval Warfare 2

Categorías
MicrosoftNoticiasPCPlayStation 3SonyXbox 360

Cuando mis ojos tempraneros vieron moverse ese pequeño pixelado por la pantalla de tubo algo llamó poderosamente mi atención. Aún no sé si fueron esos colores, la música, ver a ese personaje saltar de un lado para otro… pero lo que más me fascinó es que en aquella aventura yo era el protagonista de la historia. Desde aquél momento pude embarcarme en hazañas insólitas para un chaval cualquiera, de un pueblo cualquiera, que vivía en un país cualquiera. Ahora acerco y comparto esas historias a todo el mundo para que de un modo u otro puedan sentir lo que ese niño de 8 años llegó a percibir aquella vez delante de ese viejo televisor.

RELACIONADO