Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1, review y unboxing

Analizamos la memoria flash Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1, la tecnología de los SSD en tu bolsillo

El mundo de las memorias USB es uno de los campos que, como norma general, menos se toca en el mundillo de las reviews de hardware aunque, a nosotros personalmente, nos apasiona. Las memorias USB, comunmente conocidas como pendrives, han evolucionado en los últimos años ofreciendo cada vez unas velocidades de lectura y escritura más rápidas hasta el punto que los componentes de las memorias USB tradicionales han sido incapaces de llegar a las tasas de transferencia que son capaces de ofrecer los puertos USB actuales. Por ello no son pocos los fabricantes, como Corsair, que han optado por integrar las tecnologías de los SSD más avanzados en este campo ofreciendo así unas memorias USB con capacidades de almacenamiento bestiales y unas velocidades simplemente sorprendentes. Hoy tenemos en nuestras manos una de esas memorias USB, la Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1, que ofrece velocidades y alta capacidad de almacenamiento acompañadas de un diseño sobrio y materiales de fabricación de primera.

Unboxing

Como siempre veamos la carta de presentación de esta Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1, su embalaje. La Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 nos llega embalada en un blíster de plástico trasparente integrado en un cartón duro, muy colorido, que permite ver todo el frontal de la memoria USB. En la zona frontal, además de ver la memoria USB propiamente dicha vemos la nomenclatura de ésta y las características técnicas más destacadas de la misma. En la trasera vemos las especificaciones completas y gráficos que muestran las velocidades de la Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 en distintos tests.

Y además os dejamos un pequeño vídeo en el que realizamos unboxing de la unidad y os hablamos de sus características técnicas

Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1

Comenzamos con la memoria flash Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 propiamente dicha. Una vez sacada del embalaje vemos que es algo más grande de lo normal, ya que las unidades de almacenamiento USB han ido menguando con el paso de los años. Esto se debe, en parte, a que la Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 está “encapsulada” en una cubierta de aleación de zinc con detalles en aluminio que le confiere un tacto y una estética espectacular a la vez que hace que sea sumamente robusta, ya que protege de cualquier tipo de golpe a los componentes internos de la memoria USB.

La carcasa metálica de la Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 cuenta con un acabado en negro mate adornado con el logotipo y denominación de la marca, en el mismo color negro, y el emblema GTX en rojo para destacar el modelo de la misma a la vez que le da un toque un poco más agresivo. También podemos ver un pequeño led de estado, en la zona inferior de la memoria, que se integra a la perfección con la apertura que tiene la memoria para poder usarla de llavero.

La tapa protectora del conector USB de la memoria Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 también cuenta con el refuerzo metálico externo del resto de la memoria, estando la zona interna recubierta de una goma que protegerá a la perfección el conector a la par que evita que se salga el tapón con facilidad.

Una vez visto el componente estético y de acabados de la Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 llega el momento de hablar de las prestaciones de la misma. La Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 cuenta con tecnología 3D NAND, la utilizada en la industria de los SSD, que le confiere unas tasas de transferencia de infarto utilizando un espacio sumamente reducido. Gracias a esto podemos encontrar unidades de esta Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 de hasta 1 Tb de capacidad con velocidades de lectura y escritura de hasta 440 Mb por segundo. Para ello, esta memoria está optimizada para ser usada con USB 3.1 gen 1 aunque también es compatible (obviamente) con puertos USB 3.0 y 2.0.

Software y tests

Corsair también ofrece, como en todos sus SSD, la posibilidad de usar su software propio (Corsair SSD Toolbox) para formatear, crear particiones y optimizar la unidad desde el software del propio fabricante. Éste cuenta con una interfaz sumamente fácil de utilizar por lo que no nos entretenemos en exceso y os dejamos unas capturas.

Llega el momento de poner a prueba esta Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1, para ello utilizamos el puerto USB 3.1 del siguiente equipo de pruebas

Y realizamos los tests 3DMark, atto disk benchmark y AS SSD benchmarck y  con los siguientes resultados.

 

Como podéis ver la memoria Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 ofrece unas velocidades de lectura y escritura de infarto, lo que sumado a sus acabados y su atractivo precio, teniendo en cuenta las capacidades de almacenamiento que ofrece, hacen que su compra sea una elección segura.

Conclusiones

Para todos aquellos usuarios de este tipo de memorias la integración de las prestaciones de los SSD en las memorias flash USB es una grata sorpresa, puesto que podemos disfrutar de mayores tasas de transferencia y capacidad de almacenamiento. En lo que respecta a esta Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1 no solo hemos de alabar su rendimiento sino que además está fabricada con los mejores materiales y es estéticamente atractiva a la par que robusta.

En lo que a precios se refiere podemos encontrar el modelo analizado, 128 Gb, por tan solo 81.90€ en alternate.es. 

Por todo esto otorgamos los galardones de Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad precio a la memoria flash USB Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1

 Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1
Corsair Flash Voyager GTX USB 3.1
Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwareImportanteLinuxMacPCTecnologíaUnboxingUncategorizedVídeosVideos DestacadosWindows 10

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre

RELACIONADO