h100i v2

Refrigeración líquida Corsair H100i V2. Análisis y unboxing

La compañía pone a nuestra disposición una manera sencilla y muy eficaz de mantener a raya los problemas de temperatura.

Muchas veces, bien por problemas de airflow en nuestra caja o porque algún componente empieza a estar algo tocado, las temperaturas en nuestro equipo comienzan a ser peligrosamente altas y una ventilación por aire no siempre es suficiente. Corsair pone a nuestra disposición distintas soluciones para evitar que los componentes sufran daños por esta causa, como por ejemplo los ventiladores ML120 Pro, que ya analizamos anteriormente. Sin embargo esto no siempre es suficiente y a veces necesitamos ir un paso más allá, dejando a nuestra disposición una refrigeración líquida AIO (all in one) como la H100i V2, destinada a cajas que tengan espacio solo para ventiladores de 120 mm. (en 140 mm. tenemos la H110i GTX que también hemos analizado aquí).

Antes de comenzar, como siempre, agradecer a Corsair que nos haya permitido realizar este análisis.

Características principales

Como siempre, dejamos que sea la propia compañía quien nos hable sobre las principales características del producto.

h100i v2Corsair está más que seguro de sus componentes, y en este caso nos ofrece hasta 5 años de garantía con su H100 V2, lo que es un detalle a agradecer. Si nos paramos a leer un poco más en detenimiento vemos que el kit de montaje de su refrigeración líquida AIO nos trae dos ventiladores de 120 mm., los SP120L PWM con unas prestaciones de lo más interesantes gracias a su caudal de aire de 70.69 CFM y su presión estática de 4,65 columna de agua.

La velocidad de giro llega hasta las 2.435 RPM con un nivel de ruido que a buen seguro notaréis si lo ponéis al máximo ya que llega hasta los 37,7 dB(A), no obstante es algo que solo pondremos a trabajar de esta forma en casos extremos. Por último vemos que la compatibilidad de la refrigeración líquida es bastante alta, pudiendo utilizarse en sockets de Intel 115x, 1366, 2011 y 2011-3 mientras que en AMD tendremos FM1, FM2, Am2 y AM3. (en la imagen tomada en la propia página de Corsair las especificaciones no están bien).

Por último la bomba, que incluye iluminación LED, tiene una base de cobre para una perfecta transmisión del calor y viene  con una fina capa de pasta térmica preaplicada.

Unboxing

Os dejamos a continuación con un vídeo unboxing de lo que nos trae la refrigeración líquida Corsair H100i V2.

Como podemos ver  tenemos ante nosotros un embalaje que ya a simple vista nos ha dejado maravillados, dejando claro desde el primer momento que estamos ante un producto premium. La caja de cartón grueso con los colores de la marca, predominando el negro sobre el amarillo, nos trae muchísima información impresa con el producto a simple vista en su frontal, especificaciones técnicas por detrás, características en su parte superior y contenido de la caja en la inferior.

Una vez abrimos la caja podemos ver todo su contenido a simple vista y es que ante nosotros tenemos todo lo necesario para realizar una cómoda instalación de esta refrigeración líquida de Corsair. protegido a mayores por un cartón grueso y más resistente. La H100i V2 nos viene con su bomba unida al radiador de 240 mm. por dos tubos gruesos y mallados, dos ventiladores SP120L PWM envueltos en un pequeño cartón, la tornillería necesaria para poder llevar a cabo su instalación, un conector micro USB para la placa base y los adaptadores para Intel o AMD, viniendo con el de Intel preinstalado.

Corsair H100i V2

Para analizar esta refrigeración líquida de Corsair vamos a hablar primero de sus principales componentes tratándolos por separado como si fueran distintos elementos.

Bomba

La bomba de la RL Corsair H100i V2 viene protegida con un blíster de plástico que evitará que ésta se ralle, perdiendo superficie de contacto con el micro, a la par que protege una finísima y uniforme capa de pasta térmica que viene preaplicada. Otro aspecto a tener en cuenta es que la bomba viene con el adaptador para la plataforma Intel preinstalado, en el caso de que tengamos un PC AMD bastará con cambiar el adaptador y proceder al montaje, algo sumamente sencillo.

La bomba de la Corsair H100i V2 cuenta con un conector USB que la enlazará la mediante un puerto USB 2.0 a nuestra placa base, permitiendo así el flujo de datos entre ambos dispositivos y la configuración de la bomba y  sus correspondientes perfiles  de rendimiento a través del software Corsair Link. Otro aspecto que podremos configurar de la bomba a través del software será el color de la retroiluminación del logotipo serigrafiado en ésta, pudiendo optar entre cualquiera de los colores del espectro RGB o que varíe según la temperatura del cooler, sirviendo así como alarma o gestor de avisos.H110i_GTX-COLORS

El montaje de la bomba es sumamente sencillo, puesto que además de instalar el backplate con unos simples pernos bastará con sujetar la bomba con unos tornillos. Estos tornillos tienen el cabezal más grueso de lo normal y con el perfil estriado, al igual que los que encontramos en las tapas de los chasis (o gabinetes si nos leéis desde Sudamérica), que permitirán montar la bomba de la refrigeración Corsair H100i V2 sin hacer uso del destornillador. La conexión del cableado también es sumamente sencilla, puesto que solo consta de dos conectores para los ventiladores incluidos en el pack, un conector de 3 pines que irá en el puerto del ventilador de la CPU de la placa base y un conector SATA de alimentación.

Ventiladores

En el kit de la RL Corsair H100i V2 incluye dos ventiladores SP120L PWM de 120 mm. Estos ventiladores tienen una velocidad máxima de rotación de 2.435 rpm, generando un caudal de 70,90 CFM, con una presión de 4,65 mm-H2O y un ruido máximo de 37,7 dB(A). La velocidad de rotación, y por tanto el ruido generado por los ventiladores, dependerá de las necesidades de refrigeración de la CPU y del perfil que tengamos seleccionado a través del software de gestión y control Corsair Link.

Radiador

Llegamos al final de la descripción del AIO Corsair H100i V2 con el radiador. Tenemos ante nosotros un elemento de 240 mm. capaz de soportar hasta cuatro ventiladores de 120 mm. Cuenta con un detalle en color aluminio en cada lateral que incluye en logotipo de Corsair en relieve.

Llegamos a un punto importante del análisis y es que, tal y como nos comentan en la guía de instalaciones, para tener un funcionamiento óptimo de la refrigeración se aconseja que los ventiladores se pongan en el radiador para que traigan aire fresco de fuera, refrigerándolo así. Esta es la mejor opción aunque no siempre ya que cabe destacar que dependerá mucho del airflow de nuestra torre, teniendo en cuenta que estaremos metiendo el aire caliente expulsado por el micro directamente a la caja y puede ser una mala idea para el resto de nuestros componentes.

La otra opción es utilizar el propio aire interno de la caja para que los ventiladores refrigeren el radiador y expulsar el aire caliente que generan directamente fuera de la caja, una posibilidad que sin embargo tiene el inconveniente de que estamos utilizando aire no demasiado fresco para refrigerar el líquido de la bomba, algo que puede disminuir su eficacia. Como podéis ver todo depende de la torre donde hagamos la instalación y la preferencia que tengamos sobre nuestros componentes, ya que todos tienen pros y contras. Nosotros aconsejamos hacer lo que nos dice el fabricante siempre y cuando sea posible ya que así estaremos sacándole el máximo potencial a la H100 V2.

Para realizar los tests hemos optado por la versión de sacar el aire caliente hacia fuera de la caja ya que en nuestra torre la fuente de alimentación nos queda en la parte superior y las pruebas las hemos realizado con un micro que está generando un calor demasiado alto ya que está algo tocado, perfecto para poner a prueba esta refrigeración líquida.

Tests

Como decíamos, hemos querido comprobar qué es lo que tiene que ofrecernos la Corsair H100i V2, por lo que vamos a realizar los tests con un pequeño caso extremo, un micro tocado en el que está generándose muchísimo calor. Para la realización de los tests hemos usado el siguiente equipo obteniendo datos con el software AIDA 64:

  • Procesador: AMD FX-8350.
  • Placa base: Asrock 970 Extreme4.
  • Tarjeta Gráfica: Gigabyte GTX 1070 G1 Gaming.
  • Disipador CPU: Corsair H100i V2.

Vamos a realizar las pruebas mostrándoos una comparativa entre cómo se comporta la refrigeración líquida en comparación con un disipador de los de siempre. En concreto las pruebas que os mostramos a continuación han sido tomadas con el Cooler Master Hyper 412S, 4 ventiladores Corsair ML120 Pro y 2 Corsair Air Series AF120, todo a una temperatura ambiental estable de 25 grados.

Analizando los datos vemos que las temperaturas en reposo para ser el micro con el que estamos teniendo problemas no están mal del todo, y más teniendo en cuenta lo que sube una vez comenzamos a estresarlo de verdad con el test de Aida64. Vemos que durante 15 minutos hemos dado todo lo que puede el micro, llegando a una temperatura estable de 58 dejando claro que los ventiladores Corsair hacen un buen trabajo. Sin embargo estamos aquí para ver cuál es el trabajo real de la refrigeración líquida AIO H100i V2. Veamos qué ocurre con las mismas pruebas (os recordamos que hemos optado por la opción de sacar el aire caliente hacia afuera, por lo que los resultados son susceptibles de mejorar un poco más).

Las imágenes hablan por sí solas. No solamente vemos que las temperaturas en reposo son algo más bajas, llegando a situarse en los 39º con una gran estabilidad, sino que donde destaca es en la prueba de estrés, bajando en tres grados las temperaturas que conseguimos con los disipadores (situándose en los 55º) e incluso viendo que el sistema tiene mucha más estabilidad, no recibiendo tantos picos, por no hablar de que ha tardado más en llegar al nivel de los 55 grados.

De estos datos podemos ver con claridad que estamos ante un sistema un poco más eficiente en cuanto a refrigeración y estabilidad, teniendo la posibilidad además de controlar en todo momento la configuración y temperaturas gracias a Corsair Link.

Software de gestión

Corsair tiene a disposición de sus usuarios un software de gestión que, además de permitirnos mejorar nuestra experiencia y aumentar las posibilidades de configuración de sus productos, también funciona como nexo de unión entre todos ellos. Esto quiere decir que podemos hacer que las iluminaciones que tengamos en ellos funcionen al unísono o utilizar un perfil para todos ellos, pudiendo incluso personalizarlo.

En esta ocasión os vamos a hablar de su programa de gestión, Corsair Link, para la refrigeración líquida, que es la que nos ocupa. Empezamos destacando su apariencia y es que el software de Corsair no ha dejado de evolucionar durante todo este tiempo, dándonos más o menos las mismas opciones pero mejorando en su gestión y su interfaz. A simple vista vemos toda la información relevante sobre nuestro sistema, teniendo datos sobre la placa base, el micro, la tarjeta gráfica y nuestros discos duros. Si centramos nuestra atención en nuestra refrigeración líquida H100i V2 vemos que podemos ver varias opciones como son las de la bomba y sus ventiladores, permitiéndonos configurar en ambas el rendimiento que queramos que tenga, si trabajar en un modelo equilibrado, a baja potencia o rendimiento máximo.

Ateniendo al resto de información de los componentes de nuestro PC, podemos establecer alertas en la iluminación LED en la bomba, permitiéndonos con un simple vistazo saber si alguno de nuestros componentes se está sobrecalentando. Es tan simple como pinchar en uno de ellos y establecer una alerta con la temperatura que queremos que nos avise. Esto es especialmente útil si tenemos una caja a la vista y con un panel acristalado que nos permita ver sus componentes sin dificultad. En el apartado de las gráficas podemos ver un historial de cada uno de los sensores que tenemos a nuestra disposición, lo que nos permite ver si alguno está funcionando de manera irregular o todo va correcto.

Por otro lado en el apartado de Configurar podemos recrear la posición de los componentes y visualizarlo todo mucho más fácilmente. Para ello tendremos que escoger un fondo para nuestra caja (Corsair nos da varias opciones predefinidas pero podemos crear nuestra propia imagen añadiendo una desde nuestro PC), y simplemente arrastra las temperaturas a la posición en la que tengamos en la caja. Esto es especialmente útil para hacernos una idea mejor por ejemplo del airflow que tengamos en nuestra caja. Desde aquí podemos abrir las mismas opciones de configuración que desde el inicio, pero de una manera mucho más visual y resumida. Os recordamos que si tuviéramos dispositivos Corsair que nos permitan su configuración mediante Corsair Link también podríamos configurar su uso desde aquí. Si no es así solo podremos ver la información remitida por el sensor.

Hablando del resto de opciones vemos que tenemos varias posibilidades, como es el idioma, el tema, mostrar la temperatura en celsius o fahrenheit, tener un registro de depuración… aunque debemos prestar especial atención a que el programa se inicie junto a Windows ya que, en el caso de que tengamos una refrigeración líquida, sin Corsair Link funcionando de fondo no trabajaría como es debido y pondría en riesgo nuestra CPU si la forzamos.

Por último tenemos los perfiles, entre los que podemos escoger unos predefinidos (rendimiento, equilibrado o rebajado) o crear nuestro propio perfil por si queremos variar rápidamente los parámetros, por ejemplo aumentando la refrigeración en ciertos momentos como por ejemplo renderizando un vídeo y bajarla cómodamente más tarde con tan solo un par de clics.

Conclusiones

Poco tenemos que añadir a todo lo visto anteriormente, con un uso normal del equipo y el perfil “relajado” activado la refrigeración líquida no genera el más mínimo ruido puesto que sus ventiladores se mantienen en torno a las 600 rpm. Sin embargo como hemos podido ver, si tenemos algún componente un poco tocado o un micro especialmente potente, la Corsair H100i V2 mantiene muy bien las temperaturas óptimas para que no tengamos problemas de sobrecalentamiento.

En lo que a estética y materiales de fabricación se refiere no podemos sino deshacernos en elogios hacia Corsair, puesto que han conseguido darle un toque muy atractivo utilizando los mejores materiales para obtener un resultado excelente, totalmente acorde con el rendimiento de esta refrigeración líquida.

Por todo esto y lo anteriormente mencionado, desde Game It le otorgamos la triple corona a la H100i V2 con los galardones de producto premium, recomendado y calidad/precio. Podéis encontrarla en PCcomponentes a un precio de 131€

h100i v2

Categorías
Análisis HardwareGame ItHardwarePCVídeosVideos Destacados

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO