Deep Rock Galactic

Deep Rock Galactic. Análisis de la obra maestra de Ghost Ship Games

Análisis de Deep Rock Galactic, la obra maestra desarrollada por el estudio independiente Ghost Ship Games, un shooter multijugador divertido y frenético....

Desarrollado por el estudio Ghost Ship Games, Deep Rock Galactic es un shooter cooperativo en primera persona donde encarnamos enanos espaciales. Nuestro objetivo consiste en explorar entornos totalmente destruibles, cuevas generadas de forma aleatoria y hordas interminables de monstruos alienígenas.

Deep Rock Galactic nació en 2016 con un proyecto prematuro bajo el sello Early Access de Steam. Finalmente, 4 años después, ve la luz de forma oficial para PC (versión analizada) y Xbox One con una gran cantidad de contenido y mejoras añadidas gracias a toda la aportación de la comunidad. El desarrollo, por parte de Ghost Ship Games, se ha basado en escuchar a sus seguidores dando un resultado que ya os puedo decir que hasta asusta de lo bueno que es. ¿Escuchar a tu Comunidad puede ser el punto de inflexión al éxito? Lo veremos en este análisis.

Un oficio peligroso

La falta de una narrativa más presente, o simplemente de una trama al uso es de los pocos puntos negativos que podemos encontrar en la obra de Ghost Ship Games. Nuestro objetivo consiste en adentrarnos en cuevas inhóspitas de diferentes lugares del espacio para la extracción de ciertos materiales. Bien es cierto que para avanzar en el desarrollo tenemos unas fases concretas a completar que funcionan como sustitución. Pero posiblemente los más puristas este punto no consiga atraparlos del todo.

Aunque, sinceramente, Deep Rock Galactic busca justo eso. Busca que te adentres en su universo no por su historia porque es secundaria, sino por todas las posibilidades jugables que te ofrece a ti como jugador. Poniéndonos en la piel de uno de los cuatro mineros enanos con uno de los oficios más peligrosos de la historia. En donde se nos mandará recoger minerales o elementos de la cueva como flores o huevos entre otros. Cuando nos adentramos en la aventura siempre tenemos una misión principal a cumplir y luego una secundaria, que bien podemos realizar mientras investigamos o no darle importancia. Pero si hacemos esto último estamos cometiendo un grave error, ya que perderíamos dinero como recompensa.

Las cuevas que visitamos siempre serán únicas entre sí, se generan de forma automática y aleatoria en cada partida sin importar si vamos solos o junto a otros tres jugadores. Los misterios así como la forma del entorno y sus diferentes elementos, aparecerán de formas diferentes en cada excavación. De esta manera, Deep Rock Galactic consigue esa genial sensación de enfrentar lo desconocido que en ocasiones llega a rozar un mínimo «terror». Me gustaría dejar claro que no es un título de terror al uso. Con esa pequeña referencia me refiero a la sensación de no saber dónde estamos y que todo sea tan agobiante respecto a las criaturas. Son elementos que ayudan a crear una atmósfera cargante.

Pequeños, pero matones

Como bien he comentado más arriba, en Deep Rock Galactic debemos realizar una multitud de diferentes misiones de todo tipo. Para ello nos apoyaremos en uno de los cuatro enanos diferentes que posee actualmente el juego. Estos personajes se dividen en clases poseyendo, a su vez, distintas habilidades entre sí y funciones para la partida. En cualquier momento podemos cambiar entre ser Artillero, Explorador, Perforador o Ingeniero.

Deep Rock Galactic

El papel de artillero consiste en estar en primera línea de batalla gracias a su potente ametralladora y revólver; además de las tirolinas para acceder a sitios difíciles. Por su parte, el explorador se encarga de dar luz y visibilidad al equipo con su pistola de bengalas. Aunque también está equipado con un fusil de asalto, una escopeta y un gancho con el que acceder a lugar difíciles. Ser perforador tiene como objetivo abrir paso al equipo a través de la cueva con sus potentes perforadoras. Un papel importante para cavar a un ritmo más rápido. Por último y no menos importante, tenemos el ingeniero. Capaz de construir plataformas con su pistola y torretas automatizadas que vienen muy bien para los combates.

Como podéis ver tenemos cuatro roles con multitud de usos cada uno, donde contamos con diferentes armas y accesorios según la que escojamos. Los cuales nos vienen de lujo para explorar e intervenir en las luchas contras monstruos. Jugar con un grupo de conocidos es sin duda la opción más divertida y práctica, ya que con ellos vamos a estar comunicados al 100% para sacar adelante la misión. Cada enano es importante, no pasa nada por repetir una misma clase, pero ya os digo que ir uno de cada es lo más práctico.

Una vez escogido el papel que queremos representar en Deep Rock Galactic, entramos de lleno a un juego que sorprende por el abrumador contenido que encontramos a primeras. Después de superar el tutorial y aprender lo básico, aparecemos en una base de operaciones al más puro estilo Borderlands 3, por poner un ejemplo. Desde ella podemos realizar multitud de funciones y a cuál más interesante e importante. Así, a primeras, en nuestra sala tenemos la selección de personaje para cambiar cuando queramos y el terminal de indicadores de rendimiento. En esta función podemos ver nuestras estadísticas, las metas y las aptitudes, estas dos últimas son los apartados más importantes de aquí.

Las metas son como objetivos que debemos completar para conseguir estrellas. Este elemento nos permite desbloquear habilidades en la sección de aptitudes, bonificaciones que ayudan a nuestro querido enano a ser mejor combatiente y/o explorador durante las partidas. Según la aptitud esta tendrá un valor u otro que debemos pagar. Tenemos más de 50 a elegir y equipar en diferentes grados de utilidad.

Pero, ¿y dónde se puede equipar estas mejoras? Sencillo, esto se hace desde el terminal de Equipo. Aquí añadimos las habilidades a nuestro personaje, además de mejorar cada punto del equipamiento con el que cuenta el mismo. Se pueden potenciar desde el arma principal y secundaria, hasta el pico o incluso la bengala para iluminar cuevas. Las posibilidades que nos ofrece Deep Rock Galactic son realmente gigantescas, porque la armadura, la granada y las habilidades características del enano en cuestión, también son mejorables.

Para poder ampliar el potencial de todo nuestro equipo debemos contar con ciertos requisitos. Estos se basan en la recolección de materiales que podemos encontrar durante las propias expediciones. Por eso llevar un buen equipo de exploración e investigar cualquier rincón de la cueva son puntos importantes. Evidentemente, no vamos a encontrar todo en las primeras misiones, avanzar en la trama es clave para poder seguir explotando todas las funciones posibles de nuestro personaje.

Todos estos elementos se ven muy bien complementados con otras funciones que nos ofrece el juego. Como el caso de añadir un bot compañero que nos seguirá durante las aventuras. Este insignificante robot es más interesante de lo que aparenta, a parte de poder personalizarlo a nuestro gusto y añadirle modificaciones; nos ayudará a atacar criaturas, dar luz, en la extracción e incluso nos reanimará en caso de morir. Un muy buen acompañante a tener en cuenta si vamos solos o con poca gente.

Alejándonos un poco de lo técnico, en la base podemos encontrar infinidad de secciones para entretenernos durante nuestra sesión de juego. A parte del planeta central para seleccionar la próxima misión a completar, encontramos la sección de encargos para poder ver cómo vamos en el desarrollo; y diferentes terminales con la posibilidad de personalizar la apariencia del personaje y su pico, así como una pequeña tienda de cosméticos donde utilizar parte del dinero que conseguimos.

Como podéis ver Deep Rock Galactic también nos ofrece diversidad de funciones cuando estamos fuera de las cuevas. Me dejo algunas pequeñas cosas por comentar, pero por tema de tiempos prefiero que las descubráis por vosotros mismos. Sí haré mención a la Forja ya que me parece una mecánica bastante interesante dentro del título. Básicamente sirve para fabricar pirateos para armas, cosméticos y para canjear contenedores de minerales conseguidos en misiones profundas y en encargos. Pero para desbloquearla primero hay que convertirse en un enano veterano, vamos, ascender en la categoría.

De excursión hacia la oscuridad

Respecto al campo técnico encontramos un título que se comporta francamente bien. Artísticamente no es un proyecto que destaque de sobresaliente más allá de dejarnos localizaciones bastantes llamativas, pero que en ningún momento nos quiere sorprender en este aspecto. Encontrándonos con que en el gráfico tampoco quiere destacar demasiado, haciendo uso de una mezcla de estilos como son el cartoon y el poly que funcionan perfectamente.

Simplemente busca ofrecer un campo visual muy colorido y oscuro por partes iguales, haciendo un uso de las paletas la mar de atractivo. En resumen es un juego que se contenta con verse bonito mientras técnicamente funciona como la seda. Sinceramente esto no es malo porque consigue ser un producto redondo en este aspecto. Consiguiendo un rendimiento realmente alto alcanzando los más de 140 fps con facilidad y de manera muy estable con todos los parámetros al máximo.

Al ser una obra en donde gran parte del tiempo estamos en cuevas oscuras que podemos iluminar, bien sea por voluntad propia o con ciertos elementos de las mismas, cuenta con un juego de iluminación y sombras llamativo. A pesar de tener colores realmente saturados, para dar más contraste y tener ese juego de texturas, es una decisión que le sienta genial. De hecho ahí radica su encanto tanto en lo gráfico como en lo artístico, ayuda a meterse más en la atmósfera que quiere transmitir.

El diseño de elementos principales como los minerales, las diferentes rocas que podemos encontrar en las cuevas y los propios enanos; son propuestas dotadas de una gran personalidad. Sobre todo los últimos, ya que en todo momento les escucharemos comentar cualquier situación en la que estemos. Por su parte, a excepción de la extracción de minerales, también debemos hacer frente a hordas de enemigos. Estos pueden aparecer de forma puntual individualmente o en pequeños grupos, incluso en oleadas a medida que pasa el tiempo. Si completamos nuestro objetivo, aparecerá un enjambre bastante feroz que nos pondrá las cosas realmente difíciles para acceder a la nave de evacuación.

Deep Rock Galactic

Durante las primeras horas de juego vamos a encontrar una gran variedad de criaturas que debemos derrotar. Pero, por desgracia, a pesar de que en Deep Rock Galactic se nos quiera vender un mundo rico en variedad, en este caso es todo lo contrario. Los enemigos a los que nos enfrentamos caen rápidamente en la repetición y monotonía quitándole un poco de ambientación a la sensación de «¿qué me voy a encontrar ahora?». Aun así, aunque le reste unos pocos puntos, no estropea en lo más mínimo la experiencia ya que es un foco clave para la propia jugabilidad. Llevada con muy buen ritmo y acierto en todo momento.

Conclusión Deep Rock Galactic

Deep Rock Galactic es un claro ejemplo de que tener una idea muy buena y escuchar a tu Comunidad, pueden hacerte llegar a conseguir cosas tan impresionantes como esta. El estudio Ghost Ship Games tiene entre sus manos un título divertido, con una cantidad abrumadora de contenido y un millón de funciones con las que seguir expandiendo su jugabilidad.

¿Escuchar a la Comunidad puede ser el punto de inflexión al éxito? Por supuesto que sí y el éxito ya lo ha conseguido. Únicamente queda mantenerlo y seguir ofreciendo contenido de gran calidad. Falta pulir un par de detalles puntuales como, quizás, añadir una trama sólida para atraer más público y sobre todo, solucionar la repetición de enemigos. A excepción de esto tenemos un juego redondo se mire como se mire que destaca en muchos aspectos. Sinceramente, una compra más que recomendable si lo nuestro son las experiencias cooperativas al más puro estilo Left 4 Dead.

Política sobre notas en Game It

Nota: 9

Lo mejor:

  • Posibilidades jugables inimaginables.
  • El contenido que ofrece es realmente gigantesco: mejoras de personaje, cosméticos, armas, potenciadores… Una verdadera locura.
  • Muy divertido tanto jugando solo como acompañado. Capaz de ofrecer infinidad de horas.
  • Multijugador de hasta 4 jugadores con clases muy bien diferenciadas y equipo único.

Lo peor:

  • Falta de una trama más sólida o presente en el juego.
  • Cae muy rápido en la repetición de enemigos.
Categories
AnálisisMicrosoftPCXbox One

Gamer desde 1994. Amante de la fotografía y los videojuegos. Artista en mis tiempos libres. Aprendiz en diseño gráfico/web e informática. Maestro Pokémon y Cazador experto en Monster Hunter. Un gamer que juega a todo tipo de juego y consolas. Sígueme en mis redes sociales:
One Comment
  • Nordic Game presenta los Nordic Game Awards 2020Nordic Game presenta los Nordic Game Awards 2020 –
    16 mayo 2020 at 10:41
    Leave a Reply

    […] Deep Rock Galactic. Análisis de la obra maestra de Ghost… […]

  • Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY