Guild Wars 2 Heart of Thorns. Primeras impresiones

Nos adentramos en la beta cerrada de la expansión

Está claro que cuando uno piensa en el mundo de los MMO un nombre en particular nos viene a la mente, pero para el que hay que preparar una buena cantidad de dinero si queremos poder disfrutarlo en toda su gloria. Sin embargo ArenaNet y NCSoft han creado una alternativa de lo más interesante que nos ofrece horas y horas de diversión sin tener que pagar cuotas extras, un juego que ha sido actualizado constantemente con el paso de los años y que ahora va a vivir un paso de gigante: su primera expansión. Cómo no estamos hablando de Guild Wars 2 Heart of Thorns.

La buena gente de Koch Media nos ha permitido adentrarnos en la beta cerrada del juego donde hemos podido comprobar de primera mano algunos de los cambios que nos trae Heart of Thorns, algunos de los cuales son de lo más interesantes. Antes de nada nos gustaría aclarar que esta expansión no va a seguir los caminos habituales del género donde suele ser habitual que se aumente el nivel máximo del juego, se rompa el contenido en dos haciendo que el original sea cuando menos inútil y estemos ante nuevas horas de farmeo en nuevas mazmorras y poco más. Guild Wars 2 Heart of Thorns seguirá teniendo un nivel máximo de 80 pero añadirá nuevo contenido como los puntos de dominio, habilidades que servirán para la exploración y que entrenaremos a medida que juguemos y ganemos experiencia, volviendo el mundo un poco menos agresivo y permitiéndonos llegar a nuevas zonas o hacernos la vida más fácil.

guild-wars-2-heart-of-thorns

Uno de los aspectos más interesantes que nos ha llamado la atención en cuanto nos hemos puesto teclado y ratón en mano con Guild Wars 2 Heart of Thorns ha sido la posibilidad de poder probar El Retornado, la nueva categoría que estará disponible. Para saber cómo funciona en profundidad hemos comenzado con nuestro personaje de nivel 80, viendo su potencial a plena capacidad.

El Retornado no es un luchador habitual, ya que tendremos la posibilidad de utilizar el poder de un luchador legendario, lo que nos conferirá distintas habilidades. Estamos ante un tanque muy versátil, con posibilidad de aguantar a los enemigos o de utilizar habilidades de DPS puro que nos harán algo de daño, pero que serán devastadoras en las filas enemigas.

Explorar el nuevo mapa Maguuma ha sido otra de nuestras actividades favoritas en la beta cerrada, exclusivo para los personajes de nivel 80, un lugar realmente peligroso. Como es de esperar la zona ya ha sido diseñada para jugadores experimentados, por lo que las peleas que allí nos encontramos nos exigirán cierta soltura y aventurarse en solitario muchas veces no tendrá un final feliz. Además veremos una buena cantidad de eventos que nos permitirán jugar en grupo y pasárnoslo bien, pero por desgracia ante la novedad tampoco hemos podido disfrutarlo como es debido ya que todos andábamos un poco perdidos.

En general las sensaciones han sido buenas, con transiciones mucho más entretenidas y con conversaciones con los NPCs donde dejamos de lado los habituales acercamientos, lo cual lo hace bastante más dinámico. Nos quedamos con ganas de probar el nuevo modo PvP, Fortalezas, donde tendremos que enfrentarnos a nuestros enemigos para derrotar a su líder, mientras defendemos al nuestro y contratamos a mercenarios para derribar los muros que nos separan de la victoria, todo ello ofreciéndonos multitud de estrategias y estamos seguros que horas de diversión.

Solo hemos tenido el fin de semana para poder jugar pero desde luego ha sido más que suficiente para quedarnos con ganas de querer más, de conocer la nueva zona de Maguuma al 100% y de disfrutar con su nueva categoría, casi un imprescindible de cualquier nueva expansión, los puntos de dominio, sus especializaciones… Un sinfín de novedades que nos convencen para esperar con ganas el lanzamiento de Guild Wars 2 Heart of Thorns.

Categorías
ArtículosPCVídeos

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO