Impresiones de la alfa de Smite en Xbox One

Los MOBAs llegan por fin a las consolas con Smite para Xbox One de la mano de Hi-Rez Studios, preparaos para la batalla más mitológica que podrás jugar en...

Los MOBAs llegan por fin a las consolas con Smite para Xbox One de la mano de Hi-Rez Studios, preparaos para la batalla más mitológica que podrás jugar en tercera persona. De momento hemos probado la alfa y nos ha dejado gratamente sorprendidos, seguid leyendo para saber el porqué. Smite, que también tiene versión en PC, tiene su propia personalidad que le diferencia de los otros MOBAs salidos hasta la fecha, por ejemplo controlamos al personaje en tercera persona pero no desde un punto de vista cenital. Esta nueva cámara nos hace un poco raro el juego al principio si estamos acostumbrados a otros como League of Legends o Dota2 pero, con muy poco tiempo, uno se acaba acostumbrando sin problemas, llegando incluso a darse el caso de quienes no quieren volver atrás y prefieren este tipo de cámara.

Otro rasgo especial de Smite es que, en esta ocasión, tomaremos el papel de un dios, de entre una de las muchas mitología existentes (griega, egipcia, romana, china, etc…). De esta forma hemos podido jugar en el papel de Thor, Ra o incluso con Cupido. Con Thor y Ra repartiendo martillazos y rayos y con Cupido dando amor a nuestros aliados y, sobre todo, a los enemigos. Como podréis imaginar, cada dios tiene una forma de luchar, un rol, de forma que podemos diferenciar las clases asesino, guardián, cazador, mago y guerrero (Tanque, Apoyo y Daño). Además, actualmente, podemos elegir entre 62 dioses en el juego a nuestra completa disposición y seguirán aumentando su número, así que estamos seguro de que todos los jugadores podrán encontrar algún dios que les guste para jugar. Si lo tuyo son los conjuros, las espadas, los puños o las flechas del amor, ¡seguro que encuentras lo que buscas! Os recordamos, además, que los dioses los conseguiremos con puntos de juego y cada semana habrá una rotación semanal gratuita para que podamos probar nuevos campeones y decidir si coincide con nuestro estilo de juego o no antes de desbloquearlos. Los micropagos afectan únicamente a los trajes de los dioses siendo imposible obtener una ventaja mediante estos, Smite no es un pay-to-win.

smitefree

Todos los dioses tienen cuatro habilidades, una de las cuales es especial y no la podremos activar hasta llegar a nivel 6, a partir de ahí esta habilidad, usada en el momento idóneo, puede cambiar el curso de la batalla. Y es que en este juego tendremos que estar siempre pendientes de todas las circunstancias que nos rodean para lograr la victoria porque si fallamos a la hora de calcular si tenemos maná o vida suficiente para ejecutar una habilidad en medio de un combate habremos fracasado con casi toda seguridad, también es importante controlar las habilidades que han gastado los enemigos y se encuentran en recuperación. Para lograr la victoria tendremos que iniciar el combate en el momento oportuno o bien tener preparadas pociones de vida y de mana para tener una mayor flexibilidad a la hora de elegir.

Si no sois asiduos a los MOBAS os explicamos que normalmente hay una tienda en la base propia donde se pueden comprar objetos que potencien ciertas características (estadísticas de tu personaje). De esta forma conseguiremos hacer más daño, tener más vida, etc. También hay objetos que podemos adquirir y usar una sola vez como pociones para recuperar vida o maná u otros modificadores que requieren activación. Normalmente en este tipo de juegos el jugador debe comprar los objetos pero en Smite hay una opción para realizar la compra de objetos de forma automática. Cada vez que aparezcamos en la base se realiza la compra de los objetos con el dinero que tengamos de acuerdo a lo que el juego considera mejor para nuestro personaje. Así mismo al subir de nivel y poder asignar puntos a nuestras habilidades también se realizará de forma automática si así lo queremos.

Esta “selección y compra automática” hace que los jugadores nuevos no tengan que sufrir eligiendo los objetos que deben comprar y permiten también que los jugadores opten por una forma de juego más arcade y menos estratégica. Porque no nos engañemos lo que prima en Smite es la lucha, la acción y podríamos decir que Smite es el modo arcade de League of Legends pues las partidas son más rápidas y los combates más directos. El tamaño de los mapas también más pequeños que en otros MOBAs ayuda a esto pero también tiene su parte estratégica en los combates y la buena sincronización entre los dioses con sus habilidades decidirá el resultado de más de una partida. Por supuesto, esta automatización de compra y habilidades es la peor opción una vez alcanzamos cierto nivel pues no se adapta al enemigo ni a las necesidades circunstanciales de cada partida.

Thu_Mar_12_21-33-41_UTC+0100_2015

En Xbox One el control del personaje con el mando unido a la vista en tercera persona desde detrás se hace mucho más intuitivo. Por supuesto a esto ayuda también el gran trabajo llevado a cabo para situar todos los comandos necesarios en el gamepad de manera que sean todos bien accesibles. Las cuatro magias disponibles son rápidas y fáciles de lanzar, estando cada una de ellas unida a un botón del mando (X,Y, A y B) . Si cualquiera de estos botones lo combinamos con la tecla LT podemos emplear rápidamente los items de nuesto inventario. Para controlar la vista usaremos el mando analógico derecho y con el izquierdo el movimiento de nuestro personaje. Estos son los controles básicos pero hay numerosas teclas rápidas implementadas en el mando de forma que no hay ningún problema en ejecutar cualquier comando rápida y cómodamente.

Gráficamente Smite no destaca pero cumple sobradamente con lo que se espera para un tipo de juego como éste. Las animaciones y los efectos visuales son simples y efectivos aunque también es cierto que nos encontramos en una alfa y muchas cosas pueden cambiar hasta su salida. Entre otras cosas esperemos que cambie el tema de los idiomas pues la alfa la hemos jugado íntegramente en inglés lo cual nos ha sorprendido ya que al menos los textos en la versión del juego en PC sí se encuentran en castellano, es decir, seguramente nos encontremos con textos en español pero no pensamos que, a corto plazo, llegue con un doblaje completo.

También nos ha sorprendido la variada cantidad de modos de juego que hay disponibles tanto para cooperativo, como para practicar o contra otros jugadores. Los modos disponibles son arena, torneo y conquista en cooperativo y arena, torneo y asedio en modo contra otros jugadores. En arena se lucha contra los otros jugadores directamente sin objetivos de por medio. En asedio se lucha en equipos de cuatro contra cuatro en un mapa con distintas líneas de ataque y torres enemigas y en torneo tres contra tres con torres en un mapa más pequeño. Nuestro modo favorito es asedio pues en él debemos ir avanzando acabando con las torres enemigas que nos cierran el paso hasta llegar al final y acabar con el titán enemigo. El primer equipo en acabar con él gana la partida.

smite_xboxdynasty_1418886201_5

Como en todo MOBA, alrededor de las calles principales encontramos la denominada jungla, en la cual encontramos campamentos de monstruos que nos otorgarán pequeñas bonificaciones temporales que nos ayudarán a decantar la batalla en nuestro favor. Por otro lado, los equipos tienen la oportunidad de conseguir una criatura de asedio que será una gran ayuda para destruir las torres enemigas, pero para ellos habrá primero que hacerse con esta criatura y no será una tarea fácil. De este modo el Smite nos ofrece distintas opciones estratégicas en el mapa. Para dominar en Smite hay que conocer a los dioses aliados y enemigos, de forma que podamos saber en cada enfrentamiento cómo salir airosos de él.

Smite llega por la puerta grande a las consolas y en exclusiva a Xbox One, además la experiencia de la versión de PC con más de 5 millones de jugadores ha ayudado sin duda en esta adaptación a consola. No sabemos si hay planes para que llegue a PlayStation 4 más adelante, esperemos que sí. No cabe duda de que otros MOBAs le seguirán y darán el salto a las consolas en el futuro y si lo que Windows 10 promete es cierto el juego cruzado entre jugadores de PC y Xbox One puede ser una catapulta para este tipo de juegos en el futuro. De momento no se ha anunciado juego cruzado en Smite pero el tiempo dirá.

El juego será gratuito con micropagos como hemos comentado al principio y seguramente seguirá un modelo de negocio como en otros MOBAs, es decir, si queremos ese traje rojo con corazones que va a quedar impresionante a mi diosa Afrodita tendré que pagar por él. En el caso de que no sean trajes podremos conseguir dinero jugando para poder desbloquear a los dioses y es que en principio no todos los dioses están disponibles. De los 63 existentes sólo podemos elegir entre 5 y el resto están bloqueados hasta que los desbloqueemos con una cantidad de dinero que podemos conseguir jugando o si no tenemos paciencia pagando por ellos con dinero real. Un sistema de negocio que funciona bien y que no afecta a los jugadores, permitiéndoles disfrutar del juego sin tener que pagar dinero obligatoriamente por él.

Ahora toca esperar a que salga el juego oficialmente para que podamos disfrutar todos de él, mientras id leyendo un poco de mitología para elegir un Dios porque si veis películas de superhéroes ya sabemos que todos jugaréis con Thor. Nos vemos Smite, ¡el campo de batalla de los dioses!. Estas impresiones han sido elaboradas en conjunto entre Diego y Tonio.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=O3VwQuEcrrI’]

 

Categorías
PCUncategorizedXbox One

Entre la Xbox One y el PC, ¿demasiados juegos?.

    RELACIONADO