NZXT H500i, unboxing, review y videoreview

Analizamos la nueva Smartcase de NZXT, calidad NZXT a un precio sorprendente
NZXT H500i

Volvemos a NZXT y a un nuevo lanzamiento de chasis, y es que tras el lanzamiento de la nueva serie H tras su buque insignia, la H700i, NZXT ha decidido lanzar la NZXT H500i, la smartcase encargada de ser la sucesora espiritual de la magnífica NZXT S340 élite (uno de nuestros chasis preferidos) tanto por el formato mid-tower de la misma y sus dimensiones como por el rango de precios en el que se encuadra. Obviamente encontramos también una versión «normal» de este chasis, el NZXT H500, con pequeños cambios y un rango de precios algo inferior. Estos pequeños cambios van encaminados a que sería la versión sin Smart Device, de ahí que no se incluya la «i» de dispositivo inteligente (o SmartCase) en la denominación del chasis.

Antes de comenzar la review agradecer a NZXT la confianza depositada y la cesión del material para su review.

Unboxing

La NZXT H500i nos llega en un colorido embalaje cuyos principales colores son el blanco y el morado, colores corporativos de la marca, teniendo las especificaciones técnicas en un lateral y todos los beneficios de CAM en el otro dejando así la portada y la trasera para mostrar la imponente estética de la NZXT H500i y un equipo montado en el chasis.

Una vez abierto el embalaje accedemos directamente al chasis perfectamente protegido por dos bandejas de poliespán y una bolsa de plástico protectora. Una vez desempaquetado todo vemos una caja de cartón con la tornillería y algunas abrazaderas para el montaje del equipo en nuestro nuevo chasis. Como de costumbre, os dejamos con un vídeo en el que podréis ver con todo lujo de detalles este NZXT H500i

Especificaciones técnicas

Veamos la tabla de especificaciones técnicas del NZXT H500i extraída de la web oficial del fabricante

Como veis estamos ante un chasis en formato semitorre que cuenta con unas dimensiones de 210 x 460 x 428 mm y un peso de 7 kg, compatible con placas base Mini-ITX, MicroATX y ATX. Volvemos a encontrar un Smart Device en esta NZXT H500i, del cual hablaremos más adelante. Encontramos, como viene siendo habitual, 7 ranuras de expansión PCIe además de otras dos para el montaje en vertical de nuestra GPU y, en el frontal, dos puertos USB 3.1 y los jacks de conexión de audio (auricular y micro).

En lo referente a almacenamiento podemos instalar en esta NZXT H500i 2 + 1 unidades de 2.5 » y 2+1 unidades de 3.5″ (algo que detallaremos más adelante), con la particularidad de que podremos cambiar las posiciones de las bahías de 2.5″. Para la refrigeración de nuestro equipo podremos instalar 2 ventiladores de 140 o 120 mm en el frontal, un ventilador de 140 – 120 mm en el panel superior (preinstalado uno de 120mm) y uno de 120 mm en la trasera del chasis (preinstalado), pudiendo instalar un cooler de hasta 165 mm y una gráfica de hasta 381 mm.

El chasis NZXT H500i

Una vez tenemos una idea general de lo que nos puede llegar a ofrecer este NZXT H500i llega el momento de profundizar mucho más en el chasis, ya que cuenta con una serie de añadidos que lo hacen bastante interesante. El más llamativo de ellos es la inclusión de un Smart Device que hace de este chasis un SmartCase, o chasis inteligente, al integrar funciones como la gestión digital de los ventiladores del equipo o la iluminación en el software CAM de NZXT. Este dispositivo permite una gestión inteligente y totalmente digitalizada de la refrigeración de nuestro equipo con la menor sonoridad posible. El software CAM obtiene las lecturas de temperaturas de los componentes de nuestro equipo y la sonoridad emitida por los ventiladores, captada por el Smart Device, pudiendo generar automáticamente una curva para los ventiladores que permita mantener bien refrigerado nuestro equipo con la menor sonoridad posible o podremos crear nuestras propias curvas de ventiladores a través del propio software para poder configurar los ventiladores a nuestro gusto de forma sencilla e intuitiva a través de CAM. Para ello tendremos que conectar nuestros ventiladores al susodicho Smart Device a través de sus tres canales de refrigeración. Cada uno de estos canales cuenta con una potencia de 10W por lo que si usamos ventiladores normales, que tienen un consumo de 3W aproximadamente, podremos conectar hasta tres ventiladores por cada canal. Otro aspecto que puede ser controlado a través de CAM y gracias a la inclusión del Smart Device en el NZXT H500i es la iluminación del mismo. En esta ocasión NZXT nos ha facilitado aún más la tarea de iluminar correctamente nuestro chasis al preinstalar todo el sistema. El NZXT H500i incluye dos tiras LED preinstaladas, una en la parte superior del chasis y otra tras la barra pasacables, que iluminan completamente el interior de nuestro equipo. Esta iluminación es más que suficiente, puede que incluso excesiva aunque se puede graduar el brillo de la misma por lo que no es problema alguno, evitando así tener que adquirir más tiras LED y facilitando aún más el montaje del equipo.

Estéticamente hablando encontramos las líneas rectas y el diseño sobrio que caracteriza a NZXT y que tanto nos encanta, lo que hace que se asemeje bastante a la S340 Élite, y un vidrio templado en el lateral izquierdo que incluye algunas novedades con respecto a sus predecesores. Si empezamos por el frontal y la parte superior del chasis vemos que ambos están completamente limpios y que no se puede extraer el frontal del NZXT H500i, siendo el frontal y el panel superior una única pieza, y encontramos un pequeño logo de NZXT muy discreto en la zona inferior del frontal y que solo podremos ver al reflejar luz sobre él.

La principal novedad estética está en el panel lateral de vidrio templado, ya que éste no cubre todo el lateral sino que llega solo hasta la zona de la carcasa que esconde a nuestra fuente de alimentación y las bahías de discos de 3,5″. Gracias a esto y a la implementación de un nuevo sistema de sujeción que permite tener un panel de vidrio templado sin ningún tipo de tornillo sobre dicho lateral. Esto se debe a que el vidrio descansa sobre un pequeño raíl creado con dos tacos de goma que hay sobre la carcasa que cubre la fuente de alimentación y dos tetones de goma que hay en la cara interior del vidrio y que encajan en la parte superior del chasis, anclando el vidrio a la perfección al chasis. Para obtener una mayor seguridad el vidrio tiene una pequeña chapita que permite atornillarlo a la trasera del NZXT H500i, asegurando así el conjunto.

El panel lateral opuesto está fabricado en metal y presenta a lo largo de toda la zona frontal del mismo una rejilla que será la principal entrada de aire del frontal del chasis. Una vez quitamos el panel lateral vemos que toda esta rejilla cuenta con un filtro antipolvo que podremos extraer para su correcta limpieza. Además encontramos otra rejilla similar, con su correspondiente filtro, en la parte delantera de la base del chasis asegurando así una entrada de aire más que suficiente para un buen flujo de aire.

Como ya hemos dicho anteriormente el frontal del NZXT H500i no es extraíble, por lo que para facilitar la instalación del sistema de refrigeración frontal del chasis se ha dotado al mismo de una pequeña bandeja que podremos extraer desde el interior del chasis y que se ancla al frontal gracias a un sistema de pestañas y dos pequeños tornillos tool-free. De esta forma podemos extraer esta bandeja, instalar nuestros ventiladores y/o radiadores y después atornillar la bandeja al frontal. En el frontal podemos instalar dos ventiladores de 120 / 140 mm o radiadores de 120/140/240/280 mm con un sistema de push o pull. Si deseamos instalar un sistema de push & pull deberemos retirar el embellecedor del pasacables para lo que solo deberemos desatornillarlo y tirar un poco de él. Otro aspecto que nos ha gustado de este embellecedor es que cuenta con un pequeño raíl que nos permitirá anclar depósitos para nuestras custom RL con una altura máxima de 180 mm.

Si seguimos explorando el interior de la NZXT H500i vemos que la parte superior de la carcasa de la fuente de alimentación cuenta con un enrejillado que recorre toda la superficie del mismo y aperturas para pasar los cables hacia la placa base y la tarjeta gráfica. Este, además de mejorar la refrigeración de la zona de la fuente de alimentación, permite anclar las dos bahías de 2,5″ en la posición que deseemos y sin necesidad de herramientas ya que éstas cuentan con un sistema de clips que se anclan con firmeza a este enrejillado siendo sumamente fácil de instalar y desinstalar.

En la trasera del chasis vemos los siete slots PCIe además de otros dos para el montaje en vertical de la tarjeta gráfica, aunque no se incluye el cable extensor PCIe necesario para ello. Algo que nos ha llamado la atención es que, en la zona destinada a la fuente de alimentación, no se ha incluido la chapita extraíble que caracteriza a NZXT. Esta pequeña chapita suele ir sujeta al chasis mediante cuatro tornillos tool free y su función es, básicamente, poder atornillar la fuente a esa chapita para poder insertar/sacar la fuente desde la zona trasera. Obviamente esto es algo que, aunque es práctico, no penaliza mucho al conjunto del chasis puesto que su uso es bastante ocasional. Si seguimos subiendo por la trasera vemos el hueco para los puertos de la placa base y un ventilador de 120 mm preinstalado. En el panel superior vemos otro igual preinstalado con una pequeña malla que hace las veces de filtro anti-polvo y que podremos retirar. El ventilador superior podemos sustituirlo por otro de hasta 140mm.

Llega el momento de ver la «cara oculta» del chasis, lo que hay tras el panel opaco. Y es que es cierto que en numerosas ocasiones nos dejamos llevar por flamantes chasis con estética muy conseguida que, una vez comenzamos a utilizar, se convierten en una auténtica pesadilla para la gestión del cableado y pequeños dispositivos que solemos ir añadiendo a nuestros equipo. En el NZXT H500i esto no pasa ya que cuenta con el maravilloso sistema de gestión de cabelado que vimos en la NZXT H700i. Este sistema se basa, a grandes rasgos, en un sistema de raíles para la distribución del cableado y dota a los mismos de abrazaderas de velcro para poder anclar y retirar los cables sin tener que usar bridas. Por tanto encontramos un doble raíl en la zona central para guiar la alimentación de la placa base y la GPU, otro en la trasera para el cable de la CPU y ventiladores y otro en la zona superior para el resto de ventiladores tanto trasero y superior como frontales. El Smart Device y todo el cableado de la caja viene ya perfectamente distribuido y anclado sin ocupar ninguno de los raíles anteriormente reseñados.

En la zona de la fuente de alimentación encontramos el espacio dedicado a ésta, con su correspondiente filtro, y una carcasa que nos permite instalar hasta 3 unidades de 3,5″. Para atornillar las unidades a esta carcasa deberemos extraerla previamente del chasis ya que se fija al mismo por cuatro tornillos a los que accedemos desde la base del chasis. Estos tornillos cuentan con un raíl por si queremos variar la posición de la carcasa y permiten la instalación de un disco de 3,5 / 2,5″ si deseamos retirar la carcasa ganando así un maravilloso espacio extra para la gestión de cableado o la instalación de otros dispositivos en el interior del chasis. La única pega que encontramos es que si deseamos retirar esta carcasa los conectores de alimentación de la unidad que instalemos directamente sobre la base del chasis son bastante inaccesibles, ya que quedan demasiado cerca de la chapa inferior del chasis, algo que NZXT podría haber solucionado con unas pequeñas arandelas de goma.

Llega el momento de montar equipo en el interior de este NZXT H500i, algo que hemos podido hacer sumamente rápido gracias al sistema de gestión de cableado del chasis

Conclusiones

Está claro que el NZXT H500i es un chasis con un tamaño y un precio que lo van a hacer sumamente popular, al igual que pasó con su predecesor (S340 élite). Además de estos dos puntos de partida tenemos que tener muy en cuenta que es un chasis fabricado con materiales de primerísima calidad, una estética impresionante y todos los beneficios del Smart Device. La pregunta del millón es si consideramos o no justificado el incremento de precio por las pequeñas diferencias entre la H500 y la H500i y, bajo nuestro punto de vista, viendo todos los beneficios que nos trae el Smart Device (iluminación completa incluida) creemos que es un auténtico chollazo. En lo referente a la estética creemos que poco más hay que añadir a las imágenes que os hemos mostrado a lo largo de la review y en el vídeo, y destacamos la magnífica gestión del cableado del chasis así como el airflow del mismo, un punto muy importante en chasis de tamaño medio. Podéis encontrar el NZXT H500i por 98€ en NewHomePC

Por todo esto otorgamos al NZXT H500i los galardones de Producto Premium, Producto Recomendado y Calidad Precio de Game It.

NZXT H500i
NZXT H500i
Categories
Análisis HardwareGame ItHardwarePCTecnologíaUnboxingVídeos

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY