Tales of Graces f, análisis PS3

Me gustaría empezar este análisis dejando patente mi alegría por el hecho de que por fín un juego de la franquicia Tales of… haya llegado a occidente y a...

Me gustaría empezar este análisis dejando patente mi alegría por el hecho de que por fín un juego de la franquicia Tales of… haya llegado a occidente y a una consola de sobre mesa. Hasta ahora sólo habíamos podido disfrutar de títulos de esta franquicia en portátiles. Tales of Graces f supone además la llegada de esta serie de juegos a PlayStation 3.

Tales of Graces fue un título originalmente para Nintendo Wii, pero ha regresado como Tales of Graces f (la “f” significa futuro) para PS3 en una versión mejorada y llena de sorpresas.

Respecto a la versión de Wii este título contiene un buen montón de mejoras. Para empezar, los gráficos han sido sensiblemente mejorados y el sonido ha sido retocado aquí y allí mejorar la experiencia. Se han añadido algunas escenas cinemáticas y un nuevo arco argumental seis meses después de finalizar el argumento original (de ahí la “f”, supongo).

Las mejoras también han tenido su repercusión en los personajes, los cuales lucen skins diferentes al juego original llegado el momento. Además de los que puedes conseguir mediante contenido descargable, claro. Lo cual es otra mejora respecto a la versión anterior del título, por cierto.

Tras estos apuntes vamos a centrarnos en lo que nos interesa, que es analizar el juego ¿no?

Argumento

La historia está ambientada en un mundo fantástico en el que la cultura, la tecnología y el poder giran en torno al eleth, la energía natural y elemental presente en todas las cosas. Esta energía se condensa en forma sólida en cryas, un mineral del que se puede extraer energía para mover máquinas, iluminar las calles o hacer magia.

En este mundo viven Asbel Lhan, su hermano Hubert y sus amigos. Un grupo de niños sin preocupaciones y ansiosos de aventuras que se meten donde no les llaman y terminan sufriendo un desgraciado evento que cambia sus vidas para siempre.

Siete años después y tras haber cambiado mucho sus vidas y sus personalidades se vuelven a encontrar para descubrir que lo que les pasó no sólo cambió sus vidas, sino que significó el comienzo de una historia que podría acabar con el fin del mundo tal y como lo conocemos si no hacen nada para impedirlo.

Es básicamente la historia de el bien contra el mal, pero lo cierto es que los carismáticos personajes y sus historias cruzadas son de lo más divertidas e interesantes y el hecho de que una historia de fantasía y monstruos termine tornándose poco a poco una historia de ciencia-ficción con viajes espaciales, tecnología increíble y alienígenas resulta de lo más interesante.

Muchos de los detalles del argumento son muy típicos y algunos de los giros de guión son previsibles, pero sigue siendo un guión muy digno para un título del género JRPG y eso es suficiente.

Gráficos

A pesar de la mejora gráfica que ha supuesto el cambio de consola, el título tiene, seguramente, la mínima expresión en lo que a gráficos en PS3 se refiere.

Texturas bastante pobres o inexistentes, modelados angulosos, detalles pixelados por mucho que intente suavizarlos y escenarios pequeños y poco practicables que van construyéndose sobre la marcha. Cosas que son esperables de un título de Wii.

Pero no todo el malo, el diseño de los personajes, las ciudades, las armas y demás es de lo mejor. Llenos de ese encanto del JRPG típico y concretamente de la franquicia Tales of… que, al menos a un servidor, le encanta.

Algo a tener en cuenta es la gran cantidad de ataques diferentes que tienen los personajes. Una gran cantidad de movimientos, efectos de luz, gráficos de círculos mágicos y secuencias de vídeo que hacen de los combates algo vibrante y espectacular.

Mención especial para las cinemáticas del título que, como ya es marca de la casa en esta franquicia, son anime en 2d de la mejor calidad. Algo que te deja muy claro a frente a que tipo de juego estás. Un título creado para nipones y para el cada vez mayor público occidental que disfrutamos con estos títulos.

Sonido

Aparatado especial para la bando sonora. La cual viene en un CD en la edición especial del título.

Se trata de una banda sonora de muy buena factura, que acompaña a la perfección al título y que abarca una gran variedad de estilos.

Muchos de los temas son los típicos de un RPG de fantasía, pero hay un buen montón de temas con un toque futurista o feérico que resultan geniales para ciertos ambientes del juego.

A pesar de que la estética del título no sea nada oscura, algunos temas musicales saben darle la tensión y el suspense justo a ciertas escenas y dejarte más que claro que “esa mirad intensa” no trae nada bueno.

En definitiva: La música es un aspecto que engrandece el título y que resulta completamente imprescindible.

Un apunte antes de cambiar de tercio: Las voces (al igual que los textos) están completamente en inglés y no es posible cambiarlo en absoluto. Ya que no está en castellano, podrían haber dejado la posibilidad de escucharlo en su idioma original, el japonés, aunque los textos estén en inglés, pero bueno…

Jugabilidad

Se trata de un juego de lo más sencillo en su manejo. Los RPG clásicos suelen compartir esta característica.

En los combates es donde este juego tiene alguna que otra novedad o complicación. Es sencillo hacer combos de lo más espectaculares con tan solo pulsar un par de botones pero tienes que saber cuando. En los combates puedes elegir entre los ataques “A” y “B”, al hacerlos consumes un contador y si llegas a cero tienes que esperar a que se recupere para volver a atacar.

La combinación de estos tipos de ataque y de las esperas para poder volver a atacar hacen de los combates algo bastante divertido y variado.

Por supuesto, también hay “ataques límite” con su secuencia de vídeo y sus efectos devastadores, como en cualquier juego de este género.

Otro de los aspectos a destacar en el desarrollo de los personajes y de su equipo. Los personajes no sólo suben de nivel, también obtiene títulos dependiendo de tus acciones en el juego y tu forma de luchar que les otorgan habilidades y subidas en los atributos.

El equipo también puede mejorarse gracias a la posibilidad de añadir fragmentos de cryas con diferentes cualidades a las armas y armaduras para mejorar sus estadísticas.

Estad atentos al menú de “Dualizar” (otro clásico del JRPG) para poder obtener armar y armaduras únicas y adecuarlas a vuestra forma de juego.

Además de esto tenemos una novedad con respecto a otros Tales of… Ya no viajaremos de un punto a otro a través de un mapa plano en el que una flecha que representa a nuestro personaje se mueve por una linea de puntos. Ahora seremos nosotros mismos los que recorreremos los caminos enfrentándonos a monstruos y recogiendo objetos.

Modos de juego

Al ser un RPG no suele contar con modos de juego estra, pero en este caso tenemos uno.

Se trata de un modo llamado Trials of Graces en el que podemos enfrentarnos a diferentes combates en “modo reto” y si los superamos obtenemos una recompensa prefijada.

En este modo te tienes que enfrentar a un grupo de enemigos cumpliendo una serie de objetic¡vos y con los personajes y objetos que el sistema elije. Se trata de una serie de retos numerados con recompensas bastante jugosas en algunos casos y que se van desbloqueando a medida que la historia principal avanza o se realiza alguna misión secundaria.

Una opción para conseguir ciertos objetos que resultan bastante difíciles de conseguir. Los realmente buenos los consigues con combates muy difíciles, pero al menos estás seguro de que los obtienes si ganas.

Conclusión

Un Tales of… de los mejores con una historia interesante y un modo de juego que lo hace adictivo y variado. Un título de bastante calidad que llega a PS3 con sustanciales mejoras respecto a su versión anterior y que hará las delicias de cualquier amante del JRPG.

Ya se echaba de menos la llegada de algunos de los títulos de la franquicia por estos lares y esperemos que sea el primero de muchos.

De momento ya sabemos que el Tales of Xillia llegará a Europa.

LO MEJOR

  • La estética y las cinemáticas anime.
  • Los combates son de lo más variado y muy espectaculares.
  • La variedad de habilidades y la posibilidad de personalizarlas en cierta medida.
  • No resulta nada difícil hacerte con los entresijos del juego.

LO PEOR

  • Está completamente en inglés.
  • Gráficamente no es nada del otro mundo.
  • Algunos “bosses” son desesperantes.

Categorías
AnálisisPlayStation 3

Amante de los videojuegos y friki en general. Mis géneros favoritos son los RPGs, los juegos de gestión y estrategia. Además algunos juegos de acción que se salgan de lo corriente. Entre mis juegos favoritos están los Final Fantasy de antes de la penosa fusión de Squaresoft con Enix y la mayoría de los Tycoon y similares.

RELACIONADO