¿Formarán parte los eSports de las olimpiadas?

La decisión en manos del COI.
esports

Mucho se está hablando durante los últimos meses sobre si los eSports o deporte electrónicos deberían formar parte de las Olimpiadas y ganarse así la medalla oficial de deporte, con todas las letras. Varios son los problemas a los que se enfrentan los eSports para conseguir esto y es que, a pesar de lo que puede parecer, la preparación física no está entre ellos. Por norma general, se está demonizando bastante en este sentido a los jugadores de los deportes electrónicos y es que, tal y como el COI (Comité Olímpico Internacional) ya ha admitido en alguna ocasión, tal y como podemos leer en ESPN, “se preparan y entrenan con una intensidad que puede ser comparable a los atletas de deportes tradicionales“.

¿Entonces cuáles son los problemas? Uno de los primeros inconvenientes es que el COI no tiene nadie con quien hablar, al menos no en representación global de los eSports. No hay una federación internacional que regule los deportes electrónicos como sí tiene el fútbol con la FIFA por ejemplo, por lo que es sumamente complicado llegar a un consenso y un acuerdo para incluirlos en los deportes olímpicos. Esto, además, genera inseguridad ya que otra de las condiciones que tienen que cumplir los deportes electrónicos es que sea un evento limpio, donde impere la deportividad y no haya sombra de dudas en cuanto a sobornos, amaños de partidos…

El otro gran problema al que se enfrentan los eSports para formar parte de las olimpiadas lo encontramos en los valores de estas y es que no solamente hay que cumplir con un mínimo de deportividad, también hay que tener en cuenta que la violencia es un tema peliagudo para ellos y que puede ser un importante punto de inflexión. Teniendo en cuenta títulos como OverWatch o Dota 2, los cuales tienen violencia pero visualmente es mínima, el COI puede que no tolere esta clase de emisiones en público, por lo que su participación en las olimpiadas estaría más acotada a juegos neutros como Rocket League o FIFA, dejando de lado cualquiera que muestre algo de violencia.

Los eSports son un negocio que año a año mueven millones de euros, llegando a los 700 millones en todo el mundo según los datos aportados por Newzoo tal y como podemos leer en ElPaís. De hecho la compañía de audiencias y negocios va más allá y calcula que para el 2020 se llegarán a los 1.500 millones de todo el mundo, por lo que su crecimiento está siendo imparable. Parte de este éxito lo tienen las marcas, que han visto un auténtico filón en los deportes electrónicos, así como las casas de apuestas que no han querido perder el tren y se han apuntado, los cuales han sido toda una reinvención ya que páginas como Livecasino.com han visto expandir todavía más su negocio.

Solo el tiempo dirá si los eSports acabarán llegando al Olimpo de los deportes. Lo que parece claro es que es necesario formar un comité internacional que regule unos eventos tan importantes como los generados por OverWatch o LoL, juegos que mueven a millones de usuarios y que esperan poder disfrutar de las olimpiadas como uno más.

Categorías
eSportsNoticias

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura… todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO