Microsoft Vs Sony, la eterna pregunta es contestada

No termina de aclarase quien es el virtual ganador, la respuesta es sencilla, nosotros.

Parece que volvemos a la normalidad tras dos días carentes de sueño, en donde Microsoft y Sony muestran sus mejores cartas en lo que para muchos es una batalla encarnizada en la que tiene que haber un ganador y un perdedor. Desde mi punto de vista creo que este razonamiento es erróneo pues al fin y al cabo gracias a esta competitividad el único ganador es el usuario, es decir nosotros. Creo que esta es la premisa con la que hay que abordar cualquier resumen de lo acontecido en estos dos vibrantes días, si bien es cierto que es innegable que detrás de todo acto realizado por ambas compañías siempre hay un porqué y una consecuencia, desde aquí intentaremos darle un poco de luz intentando quedarnos siempre en el medio. Mucho se habla de que si Sony o Microsoft ha ganado y, como ya he comentado, antes esto es un error. Todo lo que hemos visto solamente es una pequeña porción de la lucha que llevan entablando desde hace tres años.

¡Yo tengo consola nueva y tú nooo..!

Este es el principal motivo por el que los fanboys de Microsoft claman a Fénix ante la afirmación de que Sony es la ganadora, ya que es indiscutible que la presentación del nuevo modelo con las posibilidades que ofrece la ya bautizada Scorpio, con una potencia que pone los pelos de punta pero que, si se mira con perspectiva, solamente es la respuesta a una necesidad imperiosa por parte de Microsoft de dar un giro a su línea de trabajo buscando un soporte que aguante a Oculus Rift. Decimos esto porque desde hace ya unos años Sony tenía claro que su línea iba por la realidad virtual y Microsoft, en un inicio aunque nunca lo había dejado olvidado, engañó a sus usuarios de nuevo con un Kinect que resultó inútil. De esta manera Sony en su exposición ha dejado claro la tendencia hacia las VR, un proyecto ambicioso al que muchas desarrolladoras le están dedicando tiempo. Mientras Microsoft, con el anuncio de Scorpio, no ha hecho más que dar un paso hacia un lado para coger carrerilla y poder ofrecer la misma experiencia de realidad virtual que podíamos tener en un pc con la consola más potente que se pueda crear a día de hoy.

Por eso pensamos que está muy bien que los usuarios de Microsoft estén contentos ante la salida de una nueva consola pero no hay que olvidar que solamente es la adaptación necesaria que para esta generación no han podido adoptar. Esto hace que se nos vuelva a pasar un pensamiento por la cabeza y es que mucho se habla de que quizás esta generación de consolas solamente haya sido un pequeño parche para lo que está por venir, para bien o para mal.

Yo tengo más exclusivos que tú y es mejor porque lo digo yo

Es muy gracioso ver cómo dos personas que seguro tiene las mismas afinidad pues les gustan los videojuegos, venderían a su propia madre con tal de que se pudiera demostrar qué el juego exclusivo, ya sea de PS4 o Xbox One, es el mejor, pero lo gracioso es que, además, venderían también a su padre para que todo el mundo creyera que el de la competencia es mucho peor. Dejemos de pensar en los colores y pensemos en que lo único que ocurre es que es tamos siendo beneficiados ante una competencia insana pero muy enriquecedora.

Entre lo más granado que podemos ver de la conferencia de Sony pudimos ver el nuevo God of War en acción, en una demostración que duró alrededor de diez minutos, confirmaron el estreno para el 25 de octubre de The Last Guardian, una de las grandes maravillas que Sony tenía reservada y que por fin podremos disfrutar. Siguiendo la línea de los juegos triple A encontramos Resident Evil 7, mostrado en un tráiler en el que muchos aseguran ya no se puede encontrar el alma que enamoró a tantos jugadores durante más de una década.  Producto desarrolladores más pequeños se anunció Days Gone, un juego de acción el mundo abierto con tintes de terror y del que pudimos ver un gameplay, a continuación pudimos ver Horizon, lo nuevo de Guerrilla Games, y Detroit: Become Human. Como colofón en lo que apartado de juegos sin entrar en lo concerniente a las VR estamos encantados de poder ver de nuevo a nuestro amigo Crash en la remasterilización de un gran juego de plataformas como es Crash Bandicoot y que siempre tendrá un hueco nuestros corazones. Spider-Man hizo su debut en un juego que será exclusivo y por otro lado pudimos ver las nuevas intenciones de Kojima con Death Stranding, sumado a un vídeo del nuevo Call of Duty Infinite Warfare.

En lo que al gigante americano se refiere todo comenzó como suele empezar Microsoft, haciendo gala de su gran buque insignia Gears of War 4 ,mostrando un gameplay que no creo que sorprendiera a nadie para bien o para mal. También pudimos ver el primer tráiler de Dead Rising 4, Forza Horizon 3 , la sorpresa de State of Decay 2 o nuevos personajes para Killer Instict como el odiado general Raam. Lo más notable fue poder descubrir lo que nos ofrece uno de los títulos más esperados desde hace más de dos años como es Scalebound, en donde pudimos comprobar de primera mano tanto la jugabilidad como la posibilidad de cooperativo para cuatro personas. Dentro de estos juegos reseñables queremos añadir Sea of Thieves, una apuesta arriesgada que tiene intrigados a muchos jugadores de Pc y Xbox One ante la perspectiva de un nuevo juego que aporta frescura, originalidad y creatividad. Sin querer desmerecer pero habiendo generado un menos eco encontramos Tekken 7, Final Fantasy XV o Battelfield 1, sin olvidarnos del Halo Wars 2, un juego tiempo atrás muy querido por los amantes de la estrategia. No podemos dejar de lado la gran cantidad de juegos ID que tiene Microsoft a sus espaldas y por ello creo que con decir tres que sirvan de ejemplo bastan, quedándome con We Happy Few, Inside y Cuphead.

Es importante reseñar el esfuerzo que ha hecho Microsoft porque todos sus productos tengan la posibilidad de ser jugados tanto en Pc como en la consola de sobremesa por lo que dan un paso importante en la adquisición de un nuevo mercado que hasta ahora quedaba vetado por la potencia que ofrecían las videoconsolas.

Mi tecnología es más potente que la tuya, y más larga también

Sin noticia alguna de PS4 Neo y en duelo por la muerte de la PS Vita, Sony puso todos sus esfuerzos en Playstation VR, sus gafas de realidad virtual que llegarán a las tiendas y por ende a nuestras manos el 13 de octubre por la friolera de 400 €, con un catálogo aproximado de 50 juegos. Para conseguir que las humildes personas empiecen ahorrar para la fecha de salida Sony nos tienta con las posibilidades de Batman Arkham VR, Farpoint o Final Fantasy XV VR como los adalides de una nueva forma de juego. La duda que nos queda intentando siempre ser objetivos es si Sony no se habrá precipitado en una tecnología, de la que sabemos que va ser el futuro, que aún le queda mucho por evolucionar y en la que además tiene potentes rivales que parece que le tienen parte del terreno comido. Sólo nos queda esperar para ver cómo reacciona el mercado ante la salida de este gran periférico, el más caro de la historia.

Por su parte Microsoft mostró un modelo reducido de la Xbox One llamado S, cuya única novedad es la introducción del nuevo mando, su color blanco, la reducción del tamaño y la posibilidad de reproducir contenido en 4K. Por otro lado mostró la nueva variedad en periféricos únicamente centrada en los mandos, de este modo podremos personalizar nuestro mando o por el contrario hacernos con la edición limitada de Gears Of War que nos dejó con la boca abierta. Por último y lo que más controversia ha creado ha sido la presentación de la nueva consola de Microsoft denominada por ahora Proyect Scorpio, motivo por el que en todo los fans de Xbox One están lanzando las campanas al cielo. Sin duda alguna es una buena noticia dadas las especificaciones técnicas que posee el modelo que ha mostrado, no podemos negar que para 2017 será una consola que dé garantías de rendimiento y futuro pero por otro lado nos hace ver que es el giro desesperado por intentar compatibilizar nuestras consolas de sobremesa con las futuras Oculus Rift ya que, a día de hoy, es inviable que se procese en las consolas que tenemos.

Es importante añadir que el esfuerzo que está haciendo Microsoft por juntar plataformas y por incluir nuevas maneras de interpretar la competitividad online haya desarrollado plataformas para que sus usuarios tengan una manera más sana de competir entre ellos creando diferentes niveles en función del tipo de jugador que seamos y la experiencia que busquemos.

Conclusiones del E3 de los dos que la tienen más larga, Microsoft Vs Sony

Creo que todos debemos estar muy contentos de lo que se ha visto en este E3, Sony por su parte está marcando los inicios de una nueva experiencia de juego y sólo el tiempo dirá si se han tirado antes de tiempo la piscina. Por su parte Microsoft intenta aunar a un colectivo de jugadores mientras les da esperanzas para el año próximo.

En lo que a juegos se refiere no voy a entrar a valorar quien tiene los mejores títulos, no todos podemos comprarnos dos videoconsolas pero me parece de necios negar que Uncharted o The Last Guardian son obras maestras o lo van a ser, de la misma manera que me parece de tontos no reconocer que Gears of War marca un antes en después el multijugador competitivo o que Scalebound promete una experiencia de juego nunca antes vista. Los juegos son para los jugadores y las consolas para los desarrolladores, aprendamos a disfrutar de todo que seremos mucho más felices y dejemos de pegarnos con los de enfrente que, al fin y al cabo, son personas que juegan igual que nosotros con sus amigos. Gracias a Sony y Microsoft por poner toda la carne en el asador y ofrecernos una experiencia de juego cada vez más potente y más inmersiva.

Categorías
ArtículosE3MicrosoftSony

Con tan solo cuatro años mi padre me puso el mando de una colecovision en la mano, treinta años mas tarde la aventura continua. Escritor auto editado, guionista y diseñador 3D es el bagaje laboral que acredito.

RELACIONADO