My Time at Portia Game It

My Time at Portia. Primeras impresiones PC

Bienvenidos a la ciudad de Portia

Panthea Games es un estudio independiente creado en China por un grupo de desarrolladores sin demasiada experiencia en grandes proyectos. Pese a ser un estudio joven, este primer proyecto en el que se han embarcado parece tener grandes expectativas y, por suerte, ha salido airoso de su etapa de Kickstarter reuniendo más de 140.000 dólares.

La premisa de My Time at Portia puede resultar muy familiar a todos aquellos que hayan disfrutado con títulos como Harvest Moon, Stardew Valley e incluso Animal Crossing, pero lejos de ser una “copia” más el juego busca ofrecernos una experiencia diferente tanto a nivel jugable como gráfico.

Aunque sus primeros pasos en el mercado serán como early acces, My Time at Portia es seguramente uno de los juegos estrenados en este formato que mejor sabor nos ha dejado de buenas a primeras. Aunque lo que nos llega es una versión bastante verde del juego final, existen un montón de motivos que nos animan a pensar que lo que nos deparará la versión final será algo grande y realmente disfrutable, pese a que en estos momentos puede antojarse algo escaso de contenido.

Para resumir nuestras primeras impresiones del juego hemos querido agruparlas en 5 cosas buenas y 5 no tan buenas (o malas según se mire).

mtap gameplay1 gameit

Cosas buenas de My Time at Portia

1) My Time at Portia es un juego de mundo abierto en el cual tendremos un montón de actividades a nuestra disposición que podremos cumplir a nuestro ritmo, sin nada ni nadie que nos meta prisa. Al igual que en juegos como Harvest Moon o Stardew Valley nuestro objetivo será hacer crecer nuestro pequeño negocio, en este caso será el taller que nos ha dejado en herencia nuestro difunto padre. Como buen juego de este estilo se trata de un come-horas de los buenos, ofreciéndonos cantidad de objetos útiles y estéticos que podremos crear para moldear nuestro taller a placer.

2) Al contrario que pasa con los juegos con los que le hemos comparado, My Time at Portia hace mucho menos énfasis en la plantación-recolección y mucho más en la recolección-crafteo. Desde un inicio se nos invitará a formar parte del Gremio de Artesanos de Portia, lugar en el cual recibiremos diferentes encargos de los habitantes de la ciudad, que nos permitirán ganar dinero y reputación para hacer crecer nuestro negocio.

3) La ciudad de Portia, sus habitantes y el inmenso mapa que se nos presenta invitan a explorar cada rincón del mismo en busca de nuevos objetos, misiones y habitantes. Al ser un juego en 3D con una cámara en tercera persona el factor mundo abierto toma una dimensión mayor, dando la sensación de que las tierras de Portia son verdaderamente extensas y llenas de secretos. Existen zonas boscosas, minas, granjas y la ciudad transmite sensación de vida, además de que la interacción con los habitantes nos ha parecido la más completa que hemos visto en este tipo de juegos.

4) My time at Portia pretende tocar muchos palos ofreciéndonos un montón de cosas que hacer para “avanzar” en la aventura. Actividades como plantar, craftear, recolectar, pescar, picar e incluso luchar están entre las tareas que podremos hacer en nuestro día a día. El problema de esto (y que nombraremos en las cosas no tan buenas) es que da la sensación de que algunas actividades están bastante más pulidas que otras y que parecen ser más efectivas a la hora de ganar dinero y completar misiones. Huelga decir que el sistema de crafting nos ha parecido cómodo e intuitivo, ciertamente diferente a los visto en otros juegos.

5) Pese a sentirse algo escaso de contenido My Time at Portia es un juego muy disfrutable en estos momentos. Sus gráficos son bonitos y su BSO es sorprendentemente buena, transmitiendo tranquilidad y paz allá donde vayamos. En cuanto al apartado técnico no podemos decir que el juego tenga fallos de bulto, aunque la tasa de frame rate no es del todo estable se nota el mimo que han invertido los desarrolladores para crear cada rincón de Portia, cada habitante y ,sobre todo, la bella ciudad que da nombre al juego.

mtap gameplay3 gameit

Cosas no tan buenas de My Time at Portia

Antes de empezar con las cosas que no nos han gustado o no nos han parecido buenas queremos hacer hincapié una vez más en recordar que el juego ha sido estrenado recientemente como early acces, por lo que muchas de las cosas que diremos posiblemente sean susceptibles ha mejorar y lo hagan con el transcurso del tiempo.

1) Siguiendo con el hilo de lo comentado sobre el juego y su contenido, es de recibo decir que My Time at Portia necesita añadir más actividades para hacer (ganadería por ejemplo) o dar más importancia a las ya existentes. Actividades como la lucha parecen estar metidas con calzador y no representan un gran divertimento como si lo era en Stardew Valley, donde además de ser divertidas tenían una finalidad productiva. Tanto la plantación como la pesca son otras de esas actividades que parecen no tener tanta importancia como sí tienen el crafteo y el uso del taller (base en torno a la cual gira el juego).

2) Aunque hablamos de una ciudad bastante grande llena de NPCs con los que hablar y comerciar, da la sensación de que todos hacen lo mismo y se comportan igual. Sí, cada uno tiene sus rutinas y “vive su vida” independientemente, pero a la hora de intentar relacionarnos con ellos no parecen tener preferencias u objetos favoritos, al igual que son muy pocos los que nos darán misiones propias que nos sirvan para mejorar nuestra relación con ellos. Esta escasez de opciones parece algo que claramente será mejorado con el paso del tiempo.

4) El sistema de minería tiene también sus luces y sombras. En realidad estamos ante algo bastante diferente a lo visto en Stardew Valley (la eterna comparación) y es que lejos de funcionar como un dungeon crawler tenemos un terreno llano en el que deberemos excavar hacia las profundidades para encontrar mejores materiales. Una vez bajemos a la mina se nos equipara un Jetpack y unas gafas sensitivas que nos ayudaran a detectar los tesoros que podremos encontrar. Este sistema ofrece una mayor libertad que en otros juegos, pero a la vez la falta absoluta de exigencia provoca que ir a la mina se convierta rápidamente en la actividad más tediosa y repetitiva del juego… una actividad imposible de ignorar ya que los todos los materiales importantes los extraeremos en este lugar.

5) El progreso del juego parece cortado y ralentizado con el objetivo de que nos dure mas tiempo. Esto es normal puesto que seguramente lo que tenemos ahora mismo en My Time at Portia es seguramente el 50% de lo que nos encontraremos en la versión final del título, pero es inevitable pensar que muchas de las misiones, encargos y utensilios han elevado sus requisitos para tenernos mas tiempo farmeando materiales. Esto y lo que hemos dicho de la mina pueden ser los aspectos negativos mas agotadores del juego, pero si recolectar no es un problema seguramente podáis disfrutar aun más de lo esperado.

mtap gameplay2 gameit

En conclusión, el juego de Panthea Games ha sido una verdadera sorpresa. Ahora mismo solo lo podremos jugar en PC, pero en el punto de mira de sus desarrolladores está llevar el juego a plataformas como PS4 o Nintendo Switch. Aún queda un largo camino por andar en early acces, pero aún así pocas veces nos encontramos con un juego dentro de este formato que resulte ser tan completo y disfrutable desde el minuto uno.

Categorías
ArtículosIndiesKickstarterOpiniónPCPrimeras impresiones

Friki como muchos, nostálgico como pocos. Amante del medio de los videojuegos, en especial indies. Actor de doblaje y locutor en donde se me escuche, subo cosillas en Youtube de vez en cuando. Siempre he pensado que la vida es un poco Dark Souls.

RELACIONADO