Razer Deathadder V2 Mini, review y unboxing en español

Analizamos la versión más pequeña del Deathadder, peso mínimo y máximo rendimiento...

Hoy tenemos entre manos el Razer Deathadder V2 Mini, la versión miniaturizada de la renovación de uno de los ratones más míticos de la marca. Y es que Razer apuesta, como de costumbre, por la variedad en su catálogo para cubrir las necesidades de cualquier gamer. Este Razer Deathadder V2 Mini viene a complementar la serie Deathadder con un ratón más ligero y adaptado a las manos más pequeñas.

Unboxing

El Razer Deathadder V2 Mini nos llega en una caja en la que el negro y el verde dominan la zona externa. Encontramos una imagen del ratón en su carátula, las especificaciones técnicas en la trasera. Por útimo, también vemos una comparativa en dimensiones y peso en uno de los laterales. Una vez abierta la caja, accedemos a una pequeña bandeja de cartón neutro. Esta bandeja alberga el ratón (perfectamente embolsado), la documentación, pegatina del logo y un set de adhesivos engomados para reforzar el grip del ratón.

El Razer Deathadder V2 Mini

Comenzamos con las especificaciones técnicas del ratón, con unas dimensiones de tan solo 114,2 x 65,4 x 38,5 y un peso de 38,5 gramos. Razer monta un sensor capaz de ofrecer una resolución de hasta 8500 DPI y un total de 6 botones totalmente programables. Estos botones serían la botonera principial, dos botones laterales, botón central y click de la rueda selectora. Esta rueda cuenta con un acabado en goma estriada para mejorar su grip y un desplazamiento por puntos bastante preciso.

Si pasamos a la descripción física del Razer Deathadder V2 Mini, encontramos una cubierta rematada en PBT de primera calidad rematado en negro mate. En esta ocasión los remates en goma estriada para los laterales y la botonera principal son totalmente opcionales. Esto nos encanta, ya que nos abre el abanico de posibilidades/gustos de configuración.  Ergonómicamente hablando, el Razer DeathAdder V2 Mini es un ratón orientado a diestros. Y lo es tanto por su morfología como por la distribución de su botonera y lateral ubicada en el lateral izquierdo.

Volviendo a las implementaciones que ya vimos en el Deathadder V2 fue la sustitución de interruptores mecánicos propios por unos ópticos (también fabricados por Razer). Normalmente cuando pulsamos un botón un switch, o interruptor, actúa de forma mecánica sobre una placa de circuitería cerrando un circuito para que se envíe la señal. Para evitar que se detecten falsas dobles pulsaciones se da un margen de tiempo mínimo, de unos 0’6 milisegundos, para que se considerara el contacto como una nueva pulsación de botón. 

En los switches ópticos cambia el sistema de transmisión de la señal puesto que el switch no incide directamente sobre la placa de circuitería del ratón sino que traspasa un sensor láser activando así la señal de pulsación. Con este nuevo mecanismo no solo evitamos el retraso de 0’6 milisegundos sino que, además, al no entrar en contacto directo con la placa de circuitería no se produce degradación de la misma y aseguramos una mayor longevidad del conjunto llegando a los 70 millones de clicks de durabilidad frente a los 40 millones de clicks de un ratón de gama alta, una auténtica maravilla.

También volvemos a encontrar el cable speedflex. Este cable goza de un precioso y resistente mallado en nylon que lo protege del rozamiento. Además, es tan liviano y flexible que da la sensación de que la funda de nylon estuviera totalmente hueca. Gracias a esto, tendremos una libertad de movimientos que se acerca muchísimo a la de un ratón wireless y que se ve reforzada por el escaso peso de este Razer DeathAdder V2 Mini.

En lo referente a la iluminación, encontramos la omnipresente retroiluminación Razer Chroma respaldada por el software Synapse 3 y todos los efectos y posiblidades que ofrece dicho ecosistema. Dicho esto, solo nos queda enseñaros cómo luce este Razer DeathAdder V2 Mini con la iluminación encendida.

Experiencia de uso y conclusiones

La verdad es que, pese a tener una mano más bien grande, nos ha encantado este Razer DeathAdder V2 Mini. Y es que estamos ante un ratón sumamente liviano, que nos permite realizar movimientos sumamente rápidos sin perder precisión. Además, por su reducido tamaño, es perfecto para ser llevado a cualquier lugar sin que ocupe demasiado espacio en nuestra mochila. Por último, y como ocurre en todos los ratones Razer, tanto los materiales premium como el respaldo de todo el ecosistema de Software e iluminación Razer le otorgan el valor añadido que solo esta marca puede proporcionar.

Por todo esto, otorgamos los galardones de Producto Recomendado y Calidad Precio al Razer DeathAdder V2 Mini.

Categories
Análisis HardwareGame ItUnboxing

Generación del 82, me encanta el mundo de los periféricos, el hardware y los videojuegos. Llevo GameIt en la sangre
    No Comment

    Leave a Reply

    *

    *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Últimos posts

    RELATED BY