thrustmaster tmx pro game it

Thrustmaster TMX Pro. Unboxing y análisis de este volante pro

Perfecto para poder disfrutar de los últimos lanzamientos de simulación de conducción.

Una vez más en Game It queremos dejar nuestra zona de confort y apostar por mostraros periféricos o componentes que no son tan habituales dentro de nuestros hogares. Es por esto que nos ha parecido una ocasión perfecta para presentaros a Thrustmaster dentro de la web, una marca mundialmente conocida por su calidad y dedicación. Con los últimos lanzamientos de videojuegos de simulación de conducción como Project Cars 2 y Forza Motorsport 7, nos ha parecido una estupenda idea la de analizar un volante. Os presentamos el Thrustmaster TMX Pro.

Como siempre, antes de comenzar, queremos agradecer a la marca la confianza depositada en nosotros para analizar su producto.

Características principales

Ddejamos que sea la propia marca la que nos hable de las bondades de su producto.

thrustmaster tmx pro game it

En esta ocasión os mostramos unas características principales un poco más detalladas y es que estamos hablando de un mando pro que incluye un volante de 28 cm. de diámetro con un ángulo de giro que va desde los 270º hasta los 900º, y un juego de tres pedales cuya fabricación interior y exterior está creada totalmente en metal. Su diseño se ha inspirado en los juegos de conducción y competición, como la F1, Nascar, Rally… permitiendo que se adapte a cualquiera gracias a su grip extra en los laterales. Las 2 levas que nos encontramos en su parte posterior son perfectas para poder cambiar de marchas cómodamente, las cuales también están fabricadas al 100% en metal.

El Thrustmaster TMX Pro está pensado para que podamos disfrutarlo tanto en PC como en Xbox One, por lo que tiene un software integrado que funciona en ambos sistemas. Además, para los usuarios de la consola, se incorporan 12 botones (los que podemos encontrar en el mando de la consola) y una cruceta. Una de sus principales características es el Force Feedback realista, el cual se encarga de transmitir la carretera a nuestro volante, recreando cada bache, la dureza del terreno, el desgaste de los neumáticos…

Unboxing

Es importante que en un dispositivo de esta categoría el embalaje sea de acorde con lo que estamos comprando y es que el Thrustmaster TMX Pro no es un dispositivo barato, estamos hablando de un periférico que cuesta entre los 215 y los 250 euros. La marca sabe qué es lo que hace y ante nosotros tenemos una caja de considerables dimensiones, en la que podemos ver en su parte delantera y en la trasera imágenes del volante, mientras que en los laterales vemos sus principales características escritos en multitud de idiomas.

Una vez que abrimos la gran caja vemos lo que decíamos al principio, y es que todo viene perfectamente envuelto en cartón grueso para que durante el viaje los dispositivos sufran lo mínimo posible. Cuando todo este fuera de la caja, algo que se hace relativamente fácil ya que no encontramos muchas piezas, podemos comenzar a disfrutar de lo que hemos comprado.

Para que podáis ver todo con mayor lujo de detalles, os dejamos con nuestro vídeo unboxing donde, además, podéis ver un vídeo demostración de su fácil instalación y de cómo se comporta con dos juegos de la talla de Forza Motorsport 7 y F1 2017.

Thrustmaster TMX Pro

No son muchas las piezas que acompañan este volante pro, pero es cierto que cada una de ellas es muy importante. Para empezar tenemos la sujeción del volante a la mesa, indispensable para que nos de la estabilidad necesaria para poder jugar sin problemas. Lo cierto es que la instalación es sumamente sencilla, como habéis podido comprobar en nuestro vídeo, y es que se sujetará a cualquier mesa permitiéndonos un gran ancho además.

Otro pequeño objeto a tener en cuenta es Conical Rubber Break Mod, una modificación que nos permite que el pedal haga más resistencia conforme lo vamos pisando, lo que nos dará una sensación de realismo total, si es que no la tenemos ya con el resto de componentes.

Es hora de empezar a hablar de los principales componentes y, qué mejor que hacerlo por el principal el volante. Este periférico simplemente nos ha dejado impresionados y es que como bien indicaban sus especificaciones, su tacto es perfecto para conseguir el máximo agarre. Su diseño es muy parecido al que podemos encontrarnos en un mando de competición, más simple claro está, pero los colores de los botones del mando de Xbox One y su ubicación nos hace recordar los de la F1, salvando las distancias por supuesto.

Las sensaciones que transmite el volante mientras jugamos es perfecta, botando con cada bache, vibrando con los badenes… dependiendo del juego y de si su configuración lo permite notaremos incluso la resistencia que las ruedas hacen al girar, ya que en títulos como F1 2017 acabaremos sudando en más de un circuito. Su tamaño está bastante bien y es que no tendremos problemas tanto si nuestras manos son pequeñas como grandes, y las dos levas metálicas funcionan a la perfección, dándonos una sensación perfecta de competición. Tras un par de horas de jugar si ponemos las manos encima de donde están situados los motores del volante notamos un poco calor, pero nada que la disipación lateral no pueda soportar, algo que nunca llega a notarse en el volante.

Como decíamos, el Thrustmaster TMX Pro es compatible con PC y Xbox One, no necesitando de ningún mando para poder navegar por los menús de los juegos y la consola gracias a todos los botones que están perfectamente señalizados.

En cuanto a los pedales lo cierto es que las sensaciones han sido perfectas. Con  una construcción tanto por fuera como por dentro de metal, estos resistentes pedales nos dan el apoyo necesario para que la simulación sea lo más veraz posible. El freno es de por sí bastante más duro que el acelerador o el embrague, aunque podemos aumentar todavía más su dureza con el Conical Rubber Break Mod del que ya hemos hablado antes.

Con una sencilla llave Alen, la cual está incluida en el pack, podemos variar no solamente la separación entre los pedales, sino también la inclinación, lo que nos permite dejarlos prácticamente al gusto de todo el mundo, algo muy necesario cuando hablamos de un dispositivo para usar en casa, donde podemos tener más o menos facilidades dependiendo de nuestros muebles (las sillas variarán mucho en este caso en particular nuestra inclinación idónea).

Su instalación carece de total dificultad y es que solamente tendremos que conectarlo al volante mediante ese pequeño cable, parecido a un RJ45. Como es un dispositivo que utilizaremos mucho con los pies y haremos fuerza, los pedales tienen incorporados seis almohadillas antideslizamiento, las cuales ayudarán a que se mantenga en su sitio y no se mueva en el peor momento posible.

Como decíamos anteriormente, el Thrustmaster TMX Pro nos permite utilizar un giro de entre 270º y 900º, algo que no hemos especificado durante la descripción del volante por un motivo y es que es una de las opciones que nos encontramos en su software de gestión, el cual os mostramos a continuación.

En su página principal podremos configurar precisamente el giro y, con ello, su sensibilidad, y es que a menor ángulo el juego girará más rápidamente. Esto nos será especialmente útil en juegos tipo F1 2017 donde los Fórmula 1 necesitan girar mucho y rápidamente en poco tiempo, por lo que no tendremos que estar peleándonos con un giro interminable.  Esta primera ventana también nos permite configurar los pedales, así como comprobar si lo tenemos actualizado a su última versión y que los distintos botones funcionan.

En la segunda ventana podemos probar el Force Feedback del volante, permitiéndonos ver que todo funciona correcto y cómo se comporta ante lo que nos puede pasar en un juego, como es un choque, arrancar el motor, encontrarnos baches…

Por último podemos ajustar las fuerzas del volante manualmente, con distintos parámetros que cambiar o que podemos dejar en manos del juego en cuestión.

Conclusiones

Thrustmaster pone en nuestras manos un volante para los amantes de la velocidad, que quieren sentir al máximo la carretera digital de los últimos lanzamientos de los simuladores de conducción como Forza Motorsport 7 y Project Cars 2, que tantas alegrías nos están dando. Es cierto que no estamos ante un dispositivo barato, pero las sensaciones que nos ha transmitido han sido impresionantes, desde sus materiales de construcción hasta la respuesta al juego es simplemente magnífica. Si a esto le añadimos que podemos utilizarlo en casi cualquier lado gracias a su versatilidad y su fácil instalación, los elogios salen solos.

Por todo esto y lo anteriormente mencionado, le otorgamos al Thrustmaster TMX Pro la triple corona: calidad/precio, producto premium y recomendado. Podéis encontrarlo en PCComponentes a un precio de 218€.

thrustmaster tmx pro
thrustmaster tmx pro
Categorías
Análisis HardwarePCVídeosVideos DestacadosXbox One

Apasionado del mundo de los videojuegos, cine, música, rol, literatura... todo lo que tenga que ver con la creatividad. Escritor frustado con sus propios guiones.

    RELACIONADO