Sharkoon SHARK ZONE K30, análisis de un teclado gaming de membrana

Un económico teclado con una marcada estética gaming

Recientemente, analizamos en Game It el Sharkoon B1, un interesante headset de Sharkoon, y también el SHARK ZONE M2, un ratón con cable. En esta ocasión, es el turno del Sharkoon SHARK ZONE K30, un teclado de membrana orientado al público gaming que puede ser adquirido por un bajo precio.

Como siempre, antes de empezar este análisis, queremos agradecer a la marca la confianza depositada en nuestro medio.

Características técnicas

Como es costumbre en Game It, vamos a dejar que sea la propia marca quien nos cuente cuáles son las principales características de este Sharkoon SHARK ZONE K30.

Como vemos, se trata de un teclado con interruptores de cúpula de goma que prometen un mínimo de 10 millones de pulsaciones de vida. Además, el Sharkoon SHARK ZONE K30 cuenta con 5 teclas macro y 3 teclas de perfil, y dispone de retroiluminación en 4 niveles: 50%, 100%, pulsante y apagada. El peso de este teclado se sitúa en 1.21kg, y sus dimensiones son de 485 x 208 x 32 mm. Además, dispone de un pequeño reposamuñecas fabricado en plástico.

Unboxing

Como es habitual en los productos de la serie SHARK ZONE de Sharkoon, este teclado se comercializa en una caja de color negro, en cuyo frontal se sitúa el logotipo de la marca, junto con el nombre del modelo, dentro de lo que asemeja ser una señal de peligro. Se trata de un diseño que sin duda llamará la atención de aquellos que vean este teclado expuesto en una tienda física.

En los laterales de la caja, además del nombre del modelo, podremos encontrar también el layout del teclado, que, en este caso, es español. En la parte trasera de la caja, veremos un render del producto, junto con sus especificaciones técnicas y el contenido de la caja, en varios idiomas, entre los que se encuentra la lengua de Cervantes.

Una vez abierta la caja, lo primero que veremos es el propio teclado, envuelto en plástico transparente. Una vez retirado el teclado de la caja, veremos que junto con él, se incluye un CD con el software de control y el manual en PDF, un juego de pies antideslizantes, y un colgador para puerta similar a los que podemos encontrar en cualquier hotel, que nos permitirá indicar cuándo estamos jugando y no queremos que nos molesten.

Sharkoon SHARK ZONE K30

El SHARK ZONE K30 es un teclado con una fuerte estética gaming y un diseño asimétrico, en el que predominan los colores negro y amarillo, insignia de la marca. Este teclado se conecta al PC mediante un cable de color amarillo de 1.6m, con el conector chapado en oro. En este caso, se trata de un cable recubierto de goma, algo habitual en periféricos de precio reducido. Además, dispone de una cinta con velcro, que nos permitirá recoger el cable que no estemos utilizando.

El Sharkoon SHARK ZONE K30 es un teclado con teclas de cúpula de goma, lo que hace que ofrezcan una pulsación bastante silenciosa y que apenas requiere fuerza. Las teclas que componen este teclado tienen un tamaño y un tacto adecuados.

Este teclado cuenta con cinco teclas macro, que se sitúan formando una línea vertical en el lateral izquierdo del teclado. Estas teclas pueden ser configuradas a gusto del usuario mediante el software de configuración que se incluye junto con el teclado. Las teclas macro son muy interesantes a la hora de utilizar el teclado para jugar, pero para nuestro gusto se sitúan demasiado cerca de la primera columna de teclas convencionales del teclado, lo que hace que sea muy fácil equivocarse y pulsarlas en lugar de las teclas de mayúsculas o control.

Por otra parte, en la parte superior izquierda del teclado, encontraremos tres teclas que nos permitirán cambiar de perfil de configuración del mismo. Así, podremos definir un perfil de uso diferente para cada juego, o incluso para diferentes modos dentro de un mismo juego, y alternar entre ellos sin necesidad de abrir el software de Sharkoon. A modo de curiosidad, aunque el SHARK ZONE K30 sólo dispone de 3 teclas de perfil, el software de configuración permite definir hasta un máximo de 5 perfiles.

El SHARK ZONE K30 no dispone de teclas multimedia dedicadas, aunque no se trata de un hecho especialmente grave si tenemos en cuenta el precio del mismo, y que se puede hacer uso de las teclas de función para este fin.

Como indicamos al principio de este análisis, el SHARK ZONE K30 dispone de un pequeño reposamuñecas de plástico. Sin embargo, dada su poca anchura y la pronunciada inclinación que tiene, no resulta especialmente práctico.

Como suele ser habitual en este tipo de teclados, el Sharkoon SHARK ZONE K30 es regulable en altura, gracias a dos patas situadas en su parte inferior trasera. De este modo, podremos configurar hasta 3 alturas. Además, entre los accesorios que incorpora este teclado, encontraremos 2 cubiertas de goma, que podremos añadir a estas patas para evitar que se deslice. Asimismo, el teclado incorpora dos puntos antideslizantes en la parte inferior delantera.

En lo que a iluminación se refiere, el SHARK ZONE K30 tan sólo dispone de iluminación en color blanco, algo más que razonable teniendo en cuenta su precio, y que cumplirá las expectativas de la mayoría de usuarios.

Software de personalización

El SHARK ZONE K30 incorpora una herramienta software que nos permitirá configurar algunos parámetros del teclado. Se trata de una herramienta específica para este modelo, ya que Sharkoon no dispone de una herramienta genérica para todos sus dispositivos.

Esta herramienta nos permitirá cambiar el comportamiento de casi cualquier tecla, algo que solemos encontrar en teclados mecánicos de gama media/alta, pero poco común dentro del segmento en el que se mueve este SHARK ZONE K30.

A través de esta herramienta, el usuario podrá crear macros para asignar a las teclas dedicadas, así como a otras teclas que desee. Además, se podrán configurar hasta 5 perfiles de uso diferentes, que podrán ser almacenados en archivos, y cargados cuando el usuario estime oportuno.

La herramienta software de este SHARK ZONE K30 también permite modificar el polling rate del teclado, activar o desactivar la tecla de windows, y variar la intensidad de la iluminación del teclado.

Conclusiones

Como vemos, el Sharkoon K30 es un teclado muy completo dentro de lo que cabe esperar en un periférico cuyo precio de venta se sitúa alrededor de los 30 euros, cumpliendo con lo esperado, pero añadiendo algunas funcionalidades interesantes como las teclas de macro y perfil, o una herramienta software que nos permitirá sacarle el máximo partido.

Así, el Sharkoon SHARK ZONE K30 se presenta como una opción muy interesante para aquellos usuarios que buscan un teclado económico, pero sin renunciar a una estética marcadamente gamer.

Por todo ello, desde Game It, otorgamos a este teclado los galardones de calidad/precio y recomendado.

El Sharkoon SHARK ZONE K30 puede adquirirse en PcComponentes por 30.95 euros.

Categorías
Análisis HardwareHardwarePC
Síguenos
Twitter
Ya podemos ver la jugabilidad de Ni no Kuni II: El Renacer de un Reino en sus nuevos gameplays @BandaiNamcoES https://t.co/3ae78znIKj
h J R
Analizamos Horizon Zero Dawn: The Frozen Wilds, la nueva expansión de la aventura exclusiva de PS4. Un contenido de… https://t.co/Za9ADNQfFr
h J R

RELACIONADO